El Síndrome de Larry

Por Sergio Morataya

Quiero tratar de explicar esta enfermedad.  Con dos cosas muy simples, con la palabra síndrome y luego explicar quién es Larry, del por qué estoy tomando esté nombre para explicar esta enfermedad que se empieza a manifestar en la red social por Internet llamada Twitter.

En los términos más sencillos el síndrome no es la enfermedad en sí misma, si no sus síntomas o sus signos.   Es decir las personas que comparten un Síndrome, poseen la misma característica o síntomas que evidencian la enfermedad y que son muy fáciles de descifrar para la colectividad.  Ahora bien por qué le quiero dar el nombre de Larry.  Hace muy poco tiempo Twitter informo que el icono de su red social, un pequeño pájaro azul se llama Larry, en honor al jugador de básquet ball Larry Bird.

De estas dos palabras quiero empezar a explicar el Síndrome de Larry y enfocarlo específicamente a los twitts posteados en la red social Twitter, teniendo validez estos apuntes sólo para esta red social.

Algunas comparaciones necesarias con Facebook

Twitter al contrario de Facebook es una red social muy poderosa respecto al tema del texto.

No comparte con Facebook la libertad de caracteres de los que goza Facebook, que  son hasta cierto punto ilimitados, se pueden subir documentos completos. Twitter exige de sus usuarios, creatividad, ingenio, chispa y agudeza, hasta cierto grado de genialidad que no da la imagen y que se deben divulgar en 140 espacios, que no son 140 letras.

Por otra parte en twitter a pesar que existen aplicaciones, para fotos, documentos, enlaces, videos y documentos, su fuerte sigue siendo un Muro o Table Time, que se actualiza cada segundo.  Ya se quejaba una twittera que Facebook se parece un poco a su refrigerador:  – No importa cuántas veces se abra la puerta, siempre hay lo mismo, o nada nuevo-.   Por el contrario twitter a cada segundo tiene cosas nuevas, desde información y noticias recientes. Hasta frases geniales, chistes banales, frases de superación, discurso político o religioso, en fin  hay de todo, para todos.

Dentro de este universo de textos que es twitter, no hay espacio para la dictadura de la imagen que corre en Facebook.  Cada vez es más fuerte en Facebook la presencia de fotos, carteles digitales y otros medios iconográficos que simplemente no existen en twitter.

Twitter es una especie de muro o pizarra virtual, esperando una genialidad, una noticia, un error, o simplemente esperando los caracteres afortunados o desafortunados que disparen un resorte de difusión social masivo conocido como retwitt o bien reenviar un twitt, que dispara una etiqueta o hastag que llame la atención de grandes públicos, como el famoso FUA mexicano, explicación filosófica de un alcohólico para explicar la necesidad de siempre dar el extra.

Todas las  fortalezas de Facebook  en su momento se volverán  contra él, ya que llegara a su tope y entonces será el momento que el minimalismo de Twitter y su manejo del sistema de comunicación más primitivo y simple que es transmitir un mensaje, claro y corto se volverá a favor de esta última red que empieza a mostrar su poder en individuos y sociedades.

Explicación del Síndrome de Larry

Sufren el síndrome de Larry

  1. Todos los usuarios de twitter, que son reconocidos por ellos o por otros como twitteros.
  2. Sufre el síndrome de Larry aquella persona que tiene la aplicación siempre conectada a su computador, lap top, net book, Smartphone para estar consultando constantemente las twitts posteados por todas aquellas personas a las cuales siguen y que por lo tanto son sus emisoras.
  3. Además se puede decir que alguien tiene el síndrome de Larry, cuando por lo menos en un día sube 10 twitts a su Table Time o Muro para que sus seguidores, vean sus comentarios, noticias o bien simplemente permita a esta gente que son sus seguidores y fisgonear en su vida privada.
  4. Padece este Síndrome la persona que no sólo interactúa con sus seguidores o bien es seguidora de mucha gente, sino que además constantemente,  hurga en otros perfiles  para saber cuál es la actividad de un contacto que le interesa.
  5. Sufren el síndrome de Larry, todas aquellas personas que se consideran pertenecer a una elite donde está la persona inteligente que puede leer, comprender y descifrar el mundo en 140 caracteres, pero que sobre todo considera a Twitter como la red social superior, incluso sobre Facebook.
  6. La última manifestación importante es que estas personas pierden la dimensión entre la esfera privada y la pública, entre lo individual y lo masivo.  A la hora de redactar un mensaje se les olvida que no están solos o solas y que atrás de ellos está media humanidad lista para leerlos.

Efectos y estragos del síndrome de Larry

  1. La foto de la hija de Chávez con un fajo de billetes en su perfil.
  2. La anestesióloga mexicana que subía en Facebook y twitter fotos ofensivas para compañeros y pacientes, incluso en operaciones de alto riesgo.
  3. La esposa del actual presidente de Francia, que postea en su cuenta que apoya a la oposición política de su esposo por razones personales.
  4. En Guatemala cuatro casos. El Primero el 14 de mayo de 2009 es capturada una persona pos twittear que se retire todo el dinero de un Banco del Sistema como secuela del caso Rosenberg. Un afamado conductor, la segunda cuenta personal más seguida en Guatemala con 39,667 al día hoy (28.06.2012), despedido de una de las cadenas de radio de mayor prestigio en Guatemala por twitter críticas a marcas y clientes que se anunciaban con dicha cadena. El tercer caso se refiere a un reportero gráfico despedido de la Secretaria de Comunicación Social de la Presidencia de Guatemala porque un medio escrito tomo una foto de su muro en Facebook y la difundió en Twitter. Por último este 25 de junio de 2012 la jovencita de 13 años que posteo que ha perdido su virginidad, divulgándolo en twitter.

Ahora bien que podemos hacer ante este Síndrome de Larry

He puesto una alerta en google sobre el tema de cómo la Psicología, como ciencia y disciplina de la conducta humana a empezado abordar el tema.  Y se ha empezado a teorizar sobre una nueva enfermedad, la adicción a los videos juegos que se llama Ludopatía.

Sin embargo no se han iniciado estudios para curar las adicciones a Facebook y Twitter, incluso considero como comunicador que se les tendrá que dar un trato distinto por la matriz de comunicación que presenta una red y la otra.

En mis observaciones empíricas no por fuerza alguien que es adicto a Twitter lo será a Facebook.  Leo con frecuencia como usuarios de una red atacan a las personas o usuarios que manifiestan superioridad de una red social sobre la otra.  No descarto que haya personas que tengan adicción por las dos redes sociales u otros que lleven su enfermedad a adherirse a cuanta red social exista o vaya surgiendo.

Freud, Lacan y Jung tendrían mucho que estudiar o reformular sus teorías sobre la conducta de los seres humanos y las redes sociales por Internet. Y Jacques Derrida, Emmuel Levinas y Michael Foucault tendrían mucho que hablar sobre la lingüística, la familia y el poder en esta era post post-modernista.

Algunos consejos aplicar para sacudirnos de este nuevo síndrome serían los siguientes:

  1. Buscar más relaciones e interacción personal.   Es decir dejar la realidad virtual, para regresar a la realidad física, de charlas, paseos, comidas y otras actividades que mejoren mis relaciones interpersonales y ocupen menos tiempo de mi socialización virtual.
  2. Medir el tiempo de exposición en la Social Media a una hora diaria.  El campo educativo y laboral exige de nuestra participación en Internet, no nos podemos aislar totalmente, pero tampoco el Internet nos puede aislar de la realidad.
  3. Filtrar o tamizar cualquier texto, foto o comentario que se suba a Internet en general y en especial a las redes sociales.
  4. Por ultimo tomar conciencia que en Internet y en las redes sociales con mayor facilidad se pasa de lo privado a lo público, y de la individualidad a la masividad con una rapidez tan increíble con los publicistas le llaman publicidad virulenta, al mensaje que se difunde con su facilidad y descontrol. Esa conciencia nos debe llevar a evitar errores y si aun así los cometemos somos humanos terriblemente humanos.

 

 

Deja una respuesta

anuncios google

Publicidad

Log in