Entrevista con la licenciada en letras elsa chinchilla

Omar  Marroquín Pacheco

La Licenciada Elsa Chinchilla es egresada de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Facultad de Humanidades.  En esta Facultad, se gradúa  como Profesora de Segunda Enseñanza en Lengua y Literatura y a continuación obtiene el grado académico de Licenciada en Letras.

¿Su formación profesional desde luego es importante para establecer un club de lectura, cuéntenos cómo surge la idea de formar un club?

La idea original de formar un Club de lectura fue de una buena amiga, Elba Maldonado de Bonis, de ello hace ya algunos años, seis ú ocho y las reuniones se llevaban a cabo en casa de esta amiga en la zona l5.
Luego de más o menos cuatro años ya no se pudo continuar ya que algunas personas fueron a trabajar fuera del país y otra querida amiga se retiró por problemas con la vista.  Fue por esta época que, buscando un nuevo grupo para leer, finalmente llegué a Sophos en su antiguo local de la Av. Reforma, zona diez.

¿Explíquenos un poco en qué consiste un club de lectura?

Un Club de lectura, prefiero llamarlo Círculo de lectura, básicamente es un grupo de personas que comparten su gusto por la Literatura (entendida como “obra de arte”), todos leemos una misma obra literaria y luego compartimos nuestra interpretación de la misma. Claro, me he referido a lo que es la actividad que llevamos a cabo.  El grupo o Círculo de Lectura idealmente puede estar formado por entre cinco personas como mínimo y/o veinte como máximo.

¿Cuánto tiempo tiene de estar al frente de este tipo de actividad?

De manera continua, hace más o menos seis años.

¿Cómo establecen el tipo de lectura que van a desarrollar, lo hacen planificado para todo un año?

La planificación en lo referente a las obras que leeremos, en lo personal, lo hago por semestre y en cuanto al tiempo, leemos una obra para comentar cada quince días (dos novelas por mes)

¿Qué tipo de análisis realizan dentro del club de lectura, puede usted explicarnos como es la dinámica con el grupo?

En lo personal, prefiero un análisis de tipo estructural organizando el relato en, “argumento”, a continuación el “comentario” enfocando Tiempo, Espacio y Personajes.  Igual, para mí, es fundamental en el plano semántico el análisis de giros lingüísticos, símbolos y signos.  Desde mi punto de vista, observo dos planos: uno narrativo y semántico el otro.

¿Imagino que aparte del aporte del análisis con rigor literario propiamente dicho, en el club de lectura se desarrolla una cohesión con las participantes?

La dinámica básicamente es la expresión de lo que cada lector opina acerca de la obra leída.  El análisis igual es compartimiento de opiniones y quien acompaña (en el grupo de lectura), cierra con su
interpretación personal para la decodificación del mensaje que encontramos en cada narrador.

Desde luego.  Cada uno de los integrantes opina acerca de forma y contenido, básico para la interpretación de cada relato.  Aquí he de decir que leemos sobre todo, narrativa: cuento y novela así como algunos textos teatrales.

¿Qué opina usted de la nueva tecnología de los nuevos lectores electrónicos?

En lo referente a los denominados “lectores electrónicos”, personalmente no me inclino por ellos.  Cuestión de predilección y por supuesto, respeto el gusto de cada quien. Continúo  prefiriendo libros físicos.

¿Finalmente si se tiene que sacar un balance, como evaluaría usted el establecimiento de clubs de lectura en Guatemala?

Desde mi punto de vista, es un balance positivo si tomamos en cuenta que actualmente algunas universidades de nuestro país se han involucrado luego de observar que un alto porcentaje de la deserción se ha dado por una deficiente comprensión de lectura.

Quisiera invitarla a que si puede compartir un análisis de una obra literaria en un futuro cercano para la revista PublicoGT.
Con mucho gusto compartiré con quienes visitan la revista PublicoGT, por ejemplo el análisis de alguno de los diez cuentos de  más reciente publicación del escritor guatemalteco Eduardo Halfon: “Mañana nunca lo Hablamos”

Es un gran gusto y le agradezco la gentileza, compartir con usted y sus lectores lo que tanto me agrade: qué hacemos en un Círculo de lectura.  Por cierto, el nuestro lo denominamos “Síntesis”.
 

Te gusto, quieres compartir