Mujer: ¿objeto o sujeto?

Liset Valderrama

La Jiribilla

Exposición fotográfica en la Casa Oswaldo Guayasamín (Cuba)

 

La presencia femenina ha sido una constante en la creación artística. Como arquetipo, admirado por artistas de todas las épocas, y como creadora, en tiempos modernos.

La fotografía, desde su surgimiento, no escapó a esta preferencia. La mujer fue objeto protagonista de grandes figuras del lente internacional que utilizaron su imagen como centro del discurso artístico. En lo que a la producción fotográfica nacional se refiere, es notable la adopción de influencias foráneas. Joaquín Blez no solo resaltó la belleza femenina a través de retratos o posturas pasivas y recatadas, sino que exploró otras áreas de la feminidad. Al reparar en la sensualidad de la desnudez se convirtió en iniciador del trabajo del desnudo en la fotografía cubana.

En la historia de esta manifestación en Cuba figuran los nombres de muchas fotógrafas que hicieron de ella no solo su hobbie, sino también su profesión. En los primeros momentos, tomaron como referente la poética de sus mentores, que en la mayoría de los casos eran sus compañeros de vida. Tal es el caso de Encarnación Iróstegui, la primera fotógrafa cubana.

Te gusto, quieres compartir