Medio ambiente, recursos naturales y desarrollo

Omar Marroquín Pacheco

 El concepto internacional de desarrollo que se maneja en la actualidad es el de “rostro humano”, revalorizando  el papel de la persona humana en las políticas de desarrollo.

Se hace necesario que el gobierno, busque consensos en temas de medio ambiente, recursos naturales y desarrollo.  Es indispensable que se suscriban acuerdos y convenios de compromiso solidario y programas de trabajo de obligatoria recurrencia; o en el peor de los casos en esquemas ante los cuales habrá disposición de analizarlos y aplicarlos en cuanto sea posible.

Existe abundancia de investigaciones en lo relativo al medio ambiente y de desarrollo, realizadas por las entidades multilaterales, organizaciones académicas, fundaciones ecológicas e individuales expertas en el asunto.  A manera de ejemplo se puede mencionar: Cuidar la Tierra, Estrategias para el futuro de la vida (publicada por la Unión Mundial para la Naturaleza), el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Fondo Mundial para la Naturaleza.

Todas estas publicaciones deben ser ampliamente conocidas tanto por el Organismo Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial, cada uno en el campo de su competencia, para precisar programas específicos, acciones concretas y voluntad real que permitan salvar a la población guatemalteca del flagelo de la depredación ambiental, producto de los niveles de pobreza en que se debate un amplio segmento de la población guatemalteca.

Afortunadamente existen investigaciones en marcha en cuanto a la buena utilización de los recursos que provee la naturaleza, a manera de ejemplo lo que está realizando el científico guatemalteco Manuel Antonio Aguilar Anleu, quien propone la sostenibilidad en la vivienda, un enfoque de diseño integral, donde se plantea el desarrollo de vivienda adaptadas a los microclimas particulares del país, ya que no es lo mismo diseñar para el occidente que para el oriente del país y, es un error conceptual tratar de tipificar la vivienda.

La propuesta se encamina al aprovechamiento del recurso solar térmico, esto se logra con la orientación de la vivienda potencializando las entradas de luz a la vivienda, minimizando la necesidad de recursos energéticos brindando mayor comodidad a los habitantes de la vivienda.

Plantean también la captura de agua pluvial con pre filtrado, es decir la captura de agua de lluvia, por medio de sistemas de canaletas, que luego se dirigen a un sistema de pre filtrado y luego conducirla a una cisterna, siendo el agua un recurso principal y del que más deficiencia existe.

El uso de agua caliente cuando las condiciones de los lugares lo requieran, ejemplo en el occidente del país por ser frío,  que se resuelve ya sea con un tanque o con una espiral de poliducto negro colocado en el techo de la vivienda, que a lo largo del día captura el calor solar y que calienta el agua y puede ser utilizado en duchas.

La utilización de estufas de leña –  biogás, por estudios realizados se sabe que este tipo de estufas ahorran hasta un 80% del consumo de leña para cocinar y si se suma el uso del biogás producido por el desarrollo de la porcicultura, este tipo de estufas substituye al tradicional pollo, que es altamente dañino ya que contamina los ambientes de la vivienda por el humo que genera.

Se ha pensado en la utilización de filtro de agua, incluso en Guatemala se desarrollo ya un filtro muy bueno, llamado Ecofiltro, que están elaborados en arcilla.  Se piensa en la utilización de un inodoro de compost, es decir las eses fecales tendrán que estar expuestas al sol, para poder generar el proceso de compostaje correctamente.

Algo importante de señalar es la utilización de las aguas grises, es decir que los desechos de los lavamanos, las pilas y las duchas, serán recicladas, por lo que la vivienda tendrá doble tubería que son pasadas por un sistema de reutilización que puede ser utilizado riego de áreas de jardín o de huertas familiares.

Se piensa en la utilización de paneles fotovoltaicos, que su función es convertir la luz del sol en electricidad, que se utilizara tanto para iluminación como para el uso de electrodomésticos  básicos.

El reto se ha asumido ya que la Facultad de Arquitectura de San Carlos de Guatemala, se encuentra conjuntamente con las investigaciones que ha realizado Tono Aguilar se plantea plasmar tipologías de vivienda que dentro de un modelo arquitectónico propio de cada región de Guatemala, pueda responder a los niveles socioeconómicos de bajos recursos.

Lo novedoso de este proyecto es que no solo se utilizan los recursos naturales adecuadamente y sustentablemente, sino que se proponen dar valores agregados de productividad con el desarrollo de pequeños invernaderos para que cada familia pueda cultivar hortalizas y vegetales para su consumo, así como el establecimiento de espacios productivos  comunales.

Felicitamos tanto a Tono Aguilar  a quien yo considero un Quijote tecnológico en nuestro país y la Universidad de San Carlos de Guatemala, por todo el desarrollo que pueda realizar de todo lo investigado por Tono Aguilar y su equipo que incluye estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts, es así con propuestas concretas como esta que puede tener un cambio nuestra amada Guatemala.

 

 

Te gusto, quieres compartir