Variables demográficos y desarrollo nacional (parte I)

Omar Marroquín Pacheco

ECONOMIA

Al igual  que los otros países centroamericanos, la economía de Guatemala está estancada.  El producto interno bruto PIB casi no ha variado su nivel desde la década de los 70 del siglo pasado; mientras que la población ha crecido a una tasa de crecimiento vegetativo superior al 2 % anual.

De manera que el ingreso per-cápita ha bajado, como puede apreciarse en el siguiente cuadro:

PRODUCTO INTERNO BRUTO, EN MILLONES DE DOLARES US$,

INGRESO PER-CÁPITA EN CIENTOS US$

1970 1984 2010
PIB 3.7 3.9 4.42
Ingreso Per-cápita 573.0 494.0 371.0

De persistir esta situación, la tendencia del ingreso per-cápita será de bajar aún más en el futuro.

FUERZA LABORAL NIÑOS Y NIÑAS DEPENDIENTES

PARTICIPACIÓN DE LA FUERZA LABORAL (EN MILLONES DE PERSONAS)

2000 2010 2020
Fuerza Laboral 4.21 5.87 8.24

La población económicamente activa, que teóricamente es la comprendida entre las edades de 15 a 64 años, se estima en 5.7 millones de personas hoy en día.  Sin embargo la población efectivamente activa o en pleno empleo (fuerza laboral), únicamente es de 3.94 millones de personas.

El tamaño de la fuerza laboral siempre será bajo en las dos proyecciones hasta el año 2000, pero a partir de allí ingresarán a la fuerza laboral los próximos 15 años, los niños y las niñas que ya han nacido.

Aunque el tamaño de la fuerza laboral no será afectado grandemente por un descenso en la fecundidad, la cantidad relativa de personas dependientes por trabajador cambiará rápidamente.  En 1990 había 148 niños y niñas dependientes por cada 100 personas de la población económicamente activa.

NUEVOS EMPLEOS REQUERIDOS

En Guatemala no ha existido una correspondencia entre el crecimiento población y la generación de nuevos empleo, lo  que da como resultado que un porcentaje muy alto de la población económicamente activa vea limitadas sus oportunidades de empleo.  Mucha de esa población sin oportunidades de empleo pasa directamente al sector informal de la economía.

La tasa de crecimiento poblacional y la estructura por edad de la población guatemalteca, influye directamente en la presión de generación de nuevos empleos.

Te gusto, quieres compartir