Mi amigo el escritor

Por Gustavo A. Abril Peláez

Ya pasaron años desde la última vez que estuve en el barrio San Cayetano, en Estanzuela, Zacapa, y visité a mi apreciado amigo y antiguo vecino, el escritor Noé Padilla Fajardo. En su hoja de vida, Noé cuenta -entre muchas otras cosas- con haber sido fundador y articulista de tres periódicos, además de ser autor de al menos 21 obras publicadas de diverso género, con las que, a la fecha, ha ganado la muy respetable cantidad de 18 certámenes literarios; los Juegos Florales de Estanzuela 1999 llevaron su nombre, al igual que los Juegos Florales de Zacapa 2005. Noé ha ocupado varios cargos importantes, entre ellos: Presidente de la Casa de la Cultura de Estanzuela. Secretario de AZCCA y Promotor Cultural del Ministerio de Cultura. Pero, sobre todo, desde 1995, Noé ha ocupado el puesto del que más se enorgullece: MAESTRO DE ESCUELA RURAL.

En muy agradable velada -con deliciosa tertulia, refresco de pepita y el calor de Zacapa-, Noé me obsequió sendos ejemplares de sus obras más recientes, (que vienen a sumarse a otro tanto igual que ya engalanaba mi biblioteca) cosa que agradezco públicamente, y de igual manera -públicamente- hago patente mi admiración a un talentoso escritor cuya obra, con enorme esfuerzo y a pesar de todo, florece en una tierra árida que no suele dar más que cardos y espinos.

Te gusto, quieres compartir