Paul Breitner, el futbolista maoísta

Fútbol Rebelde

En la década de 1970, uno de los mejores jugadores del mundo era seguidor de Mao Tse Tung y de la revolución china: el alemán Paul Breitner.

El jugador, como muchos jóvenes de Alemania y el mundo en los años 70, tomó las banderas de la revolución cultural y del maoísmo. Breitner hizo parte de la generación de mayo del ’68, seguidor de Ho Chi Minh, lector del Libro Rojo y admirador del Che Guevara.

Llegó a ser jugador profesional en 1970 como lateral izquierdo. Con apenas 22 años, y luciendo el famoso “afro”, fue campeón mundial con la selección de la República Federal de Alemania. Fue una de las figuras del Mundial de 1974, y autor del gol de la final ante Holanda, la sorprendente “naranja mecánica”. Pese a esto, no tuvo nunca una buena relación con la selección nacional: llegó a renunciar tres veces a ella.

Breitner pasó a jugar en el medio campo y fue fichado por el Real Madrid. Su llegada al club merengue fue equivalente a la de un marciano. ¡Un maoísta en el club de Franco! Encontrándose allí, dio muestra de su rebeldía al donar medio millón de pesetas como donativo a obreros metalúrgicos de la fábrica Standard que se encontraban en huelga. Con el equipo merengue logró dos ligas y una Copa del Rey.

Se dice que los dirigentes del Real Madrid lo consideraron “jugador conflictivo” y cancelaron su contrato. En 1978 regresó a su club de origen: el Bayern de Munich.

Con su selección jugó en 48 ocasiones y anotó 11 goles. Fue campeón del Mundial de 1974, jugado en su país; subcampeón de España ’82; y campeón de la Eurocopa de 1972. A nivel de clubes fue campeón de la copa europea de clubes con el Bayer en 1974. Con este equipo logró también varios títulos nacionales.

Por su excelente rendimiento futbolístico y su potencia fue calificado como uno de los mejores centrocampistas de la historia. Se dijo de él que era un futbolista “capaz de pensar y poner en práctica con las piernas lo que concebía con la cabeza”. Todo en 13 intensos años de carrera como jugador profesional. Breitner se retiró en 1983 por una lesión. Un año antes, el Partido Comunista Chino había abandonado oficialmente el maoísmo.

El futbolista se volvió un ícono de la década de los 70. Siguió vinculado al Bayern de Munich y eventualmente hace de comentarista de televisión y prensa escrita.

Fuente: http://futbolrebelde.blogspot.com/2011/10/paul-breitner-el-futbolista-maoista.html

Te gusto, quieres compartir