Crecimiento de la población guatemalteca

Omar Marroquín Pacheco

La tasa de natalidad ha descendido (27.96 por cada mil habitantes para el año 2011), mientras que la tasa de mortalidad ha descendido rápidamente (4.98 por cada mil habitantes también para el 2011).  Eso en la actualidad da como resultado una tasa de crecimiento vegetativo superior a 2.88 por ciento anualmente, a nivel mundial, este valor es considerado como alto.

DISTRIBUCIÓN POR GRUPO DE EDAD Y POBLACIÓN DEPENDIENTE

Una variable significativa asociada con el desarrollo económico de un país es la estructura por edad de la población, hay que tener presente que la composición por edad de la población, depende fundamentalmente del nivel de su fecundidad: un país que presenta tasas altas de fecundidad constantes por años, suele tener una estructura de población joven (regularmente el 45 % de la población menor de 20 años).

DISTRIBUCIÓN POR GRUPOS DE EDAD  POBLACIÓN DEPENDIENTE AÑO  2011

ESTRUCTURA DE POBLACIÓN %
Menores de 15 años 38.1
15 a 64 años 58.0
65 años y más 3.9

Como puede observarse en el cuadro anterior, las personas menores de 15 años representan el 38.1% de la población total, lo que es igual a 5.26 millones de personas para el 2011.

La población entre 15 y 64 años, representa el 58% también de la población total y es ese segmento de la población al que se le denomina población económicamente activa (PEA), lo que es igual a 8.02 millones de personas.  La población de 65 años y más representan el 3.9% de la población total, lo que equivale a 543,000 personas.

La relación de dependencia es un índice que supone que los menores de 15 años y los de 65 y más años, dependen para su sostenimiento de los adultos en edades económicamente activas (15 a 64 años).  Por consiguiente este índice mide el número de dependientes (niños y niñas, ancianos y ancianas) por cada cien adultos, lo cual es teórico.

Si no se compara el número d dependientes (menores de 15 años y mayores de 65 y más años (teórica o convencionalmente PEA), sino que se hiciera la comparación con la fracción de esta población que efectivamente está en pleno empleo, que es aproximadamente la mitad, resulta que por cada 100 adultos de la población en pleno empleo, hay 190 dependientes.  Esto significa una fuerte carga para la población económicamente activa que se encuentra en pleno empleo.

Uno de los efectos negativos de tener una población mayoritariamente joven, es que deben canalizarse mayor cantidad de recursos económicos hacia el segmento dependiente de la población, distrayendo la posibilidad de inversión hacia aquellos sectores que pueden impulsar el desarrollo a nivel nacional.

Guatemala, a partir de 1950, se encuentra en un proceso de crecimiento acelerado de la población.  En menos de 25 años habrá 2 veces y medio más población que la actual.  El aumento continuo y acelerado de la población guatemalteca constituye solamente uno de los obstáculos que afectan en forma directa las posibilidades de un desarrollo socioeconómico tendiente a satisfacer las necesidades de una población creciente y de estructura de población joven.  Habrá que imaginar a futuro, dentro de 25 años, la calidad en la prestación de los servicios básicos, con una población dos veces y media más grande que la actual.

Te gusto, quieres compartir