¡Masacres de Otto Pérez a Q10!

Por Crosby Girón –

Hace treinta años era imposible imaginar que un vendedor ambulante gritara en pleno corazón de la ciudad que vende un video sobre un militar y sus “hazañas” violentas. Hace treinta años, de hecho, el Movimiento de Liberación Nacional (MLN) postuló a la presidencia a Mario Sandoval Alarcón (ya fallecido) a la presidencia y a Lionel Sisniega Otero como candidato presidencial. Como se sabe, son dos personas vinculadas al anticomunismo a nivel internacional.

Un anticomunismo que no significó otra cosa que la muerte, el horror y la violencia entre hermanos guatemaltecos. Una forma de pensar que se implantó en el país porque un grupito de norteamericanos que en ese entonces manejaban los hilos del poder en Guatemala así se lo enseñaron a un grupo de poderosos que después, creyó a pie juntillas todo eso y se convirtieron en los asesinos de tantas personas valiosas e inocentes.

Pero esos treinta años pasaron. Hoy un joven de unos 20 años que se gana la vida vendiendo DVDS copiados en pleno centro grita: “¡A solo 10 quetzales las masacres de Otto Pérez Molina, el comandante Tito en Nebaj!”.

Eso es lo que tenemos después de treinta años. Lo curioso es que incluso gente como Sisniega Otero que aún vive, hoy, critica fuertemente el sistema político en el país. “Un dinosaurio criticando a otros dinosaurios”, escribió un bloguero.

El video que hoy se vende por Q10 en pleno centro de la ciudad es un documental que en los años 80 correría por cuenta de periodistas extranjeros. Por alguna razón los medios de entonces no tenían la capacidad de pensar en ese tipo de coberturas o era muy arriesgado.

Entonces ya puede usted sentarse, poporopos en mano y observar cómo el glorioso ejército de Guatemala mataba mediante sus soldados y capitanes con una frialdad glacial. Y como los soldados entre risas afirmaban tener listas de gente que por el simple hecho de estar en esas listas debía ser asesinado.

Hoy el mercado de los asesinatos se ha descentralizado y ya no es solo el Estado quien lo domina. el crimen se ha instalado en este país y hoy se busca desde los estamentos de poder que quien dirija el gobierno sea un absoluto obediente de los designios de los poderosos. Quieren mano de obra barata, trabajadores obedientes y hacer negocios con los sistemas de salud y educación.

Dice Pérez Molina que bajará el 20% los asesinatos al terminar su probable gobierno. ¿Se le aguadó la mano al general? ¿Usted qué cree?

Te gusto, quieres compartir