¿Quién controla a Internet?

Damien Leloup

Le Monde
Traducción Susana Merino

Dada su naturaleza descentralizada, internet no está controlada por ningún organismo de Estado ni empresa. Pero contrariamente a una idea muy difundida, la red no es una “jungla” absolutamente libre en todos sus niveles, muchos organismos ejercen o pueden ejercer control o censura sobre las informaciones que en ella circulan.

Mapa de los países “enemigos de internet” o “bajo vigilancia”según la organización Reporteros sin Fronteras. (RSF)

Luego de la publicación de nuestro artículo dedicado al proyecto Conmoción que permite la creación de redes informáticas no censuradas y fáciles de difundir en países con gobiernos dictatoriales, muchos lectores nos han preguntado quién controla hoy en día a internet.

A nivel mundial

Las estructuras básicas de Internet están bajo el control del ICANN, la corporación de Internet que asigna nombres y números. Se trata de un organismo con un estatuto muy particular, porque se trata de una sociedad sin fines de lucro, sometida al derecho californiano. Se halla conformado por muchas comisiones que administran aspectos estructurales, el ICANN se ocupa especialmente de los nombres de los dominios o del funcionamiento de las direcciones IP (Protocolo de Internet) las “direcciones” de las máquinas y de los sitios en la red.

El gobierno de este estratégico organismo es objeto de numerosos debates: varios países le reclaman especialmente la super representación de los usamericanos en las distintas comisiones. Europa y China piden desde hace muchos años una mayor apertura en la administración de la función IANA, la “raíz” de Internet que administra por ejemplo los nombres de los dominios.com. El poder del ICANN es fundamental, puesto que la organización puede suspender íntegramente los nombres de los dominios como lo hizo con el .iq iraquí o con el dominio afgano.

Con el objeto de asegurar el buen funcionamiento de la red, existe un organismo diferente del ICANN encargado de fijar las normas técnicas de las tecnologías más comunes en Internet como el lenguaje HTML: el Worl Wide Web Consortium (W3C) cuya gestión realizan conjuntamente expertos usamericanos, europeos y japoneses.

A nivel nacional

Aunque descentralizada la red depende sin embargo, para su buen funcionamiento, de cables: cuando no existen “tubos” lo suficientemente grandes, el tráfico puede ser muy lento. Pues bien hay muchos países que son dependientes de esos cables submarinos o subterráneos, para acceder a la red. En Africa muchos países dependen de las decisiones de sus vecinos o de la elección de empresas privadas.

Algunos países, tiene en consecuencia, la posibilidad técnica de bloquear o de censurar Internet en todo o en parte. Durante las manifestaciones que precedieron a la caída de Mubarak, Egipto pudo cortar casi instantáneamente el acceso a la red presionando a los proveedores de acceso a Internet (FAI) Bloqueando dos protocolos vitales de intercambio de información se cortó en pocas horas el acceso a la red.

Sin llegar a esos extremos, muchos países ejercen también un muy fuerte control sobre la red. En los países autoritarios se bloquean así contenidos contrarios a las leyes nacionales, pero también en las democracias: en Francia, la ley de juegos en línea por dinero permite ordenar el filtrado de sitios que no han sido aprobados. En Australia un extenso proyecto de filtrado ha sido rechazado en varias oportunidades por dificultades técnicas y políticas. Estos sistemas de filtrado no son totalmente infalibles, pero las formas de evitarlos suelen ser de utilización bastante compleja.

La organización de defensa de la libertad de expresión Reporteros sin Fronteras publica anualmente la clasificación de los países que censuran internet. Diez países han sido clasificados por RSF como “enemigos de Internet” debido a la draconiana censura que ejercen sobre la red. Entre ellos se encuentran, China, Birmania e Irán en los que las actividades de los internautas son igualmente espiadas.. Rusia, Venezuela y Francia han sido clasificados como “países bajo vigilancia” debido a leyes vigentes que permiten filtrar sitios web.

Para cada ordenador

En el seno de cada país varios actores pueden ejercer control sobre la forma como los usuarios acceden a Internet. Los proveedores de acceso disponen teóricamente de importantes poderes: pueden por ejemplo bloquear o desacelerar alguna clase de tráficos, por ejemplo la telecarga en P2P. Desde la creación de la Web, una reglamentación no escrita, denominada como “neutralidad de la red” prevé que los operadores no discriminen los contenidos que circulan en la red; cualesquiera fueren el usuario o la clase de datos, todas las informaciones deben circular teóricamente a la misma velocidad.

Pero los FAI se quejan de la saturación debido al desarrollo exponencial de la red, deseando en ciertos casos ignorar esta regla- Para la mejor administración de la red, estiman, sería deseable poder dar prioridad a ciertos “paquetes” de información en detrimento de otros, como por ejemplo, los videos en línea. En algunos países y especialmente en los EE.UU. y en Canada los FAI controlan igualmente la velocidad de las conexiones y la cantidad de datos telecargables por los internautas.

En las cabeceras de la cadena, el internauta esta igualmente sometido al control de su red local, si no está conectado directamente a Internet. En la práctica son a menudo las empresas las que mantienen mayor poder sobre las conexiones de los internautas. Es efectivamente más simple filtrar una red pequeña que hacerlo a escala de todo un país

Te gusto, quieres compartir