Postales de Irene y NY

Las calles de la ciudad de Nueva York quedaron vacías, el tren subterráneo suspendió el servicio y en toda la metrópoli imperaba una tensa calma.

Ante la parálisis de actividades en buena parte de su transporte, los residentes de la zona pasaron el día observando nerviosos el paso de la tormenta por televisión, en una parte habitada por 65 millones de personas, según Jorge Amarante.

Las postales que deja Irene en Nueva York, la ciudad que nunca duerme, se las presentamos a continuación.
Preparandose para lo peor

Lluvia en las calles


Te gusto, quieres compartir