Poker de “Copas”

Manoel Alvarez / PúblicoGT

El Barcelona de la mano de su astro Lionel Messi y de su entrenador Pep Guardiola ya ha conseguido cuatro copas en la temporada, cifra que puede elevar a cinco si gana el mundial de clubes, que se disputará en Japón en diciembre de este año.

El equipo azulgrana levanto su cuarto trofeo de una laureada temporada, a costa del equipo portugués Oporto, al que venció por marcador de dos tantos a cero, bajo la guía de Guardiola y la genialidad de Messi que capitalizo un horror de la saga portuguesa y sirvió un pase con sello de gol a la nueva estrella del Barça, Cesc Fagregas.

En el juego el equipo culé demostró porque es que levanto otros cuatro títulos anteriormente, con un juego de pases espectacular, un Messi conectado, con genialidades de Iniesta y Xavi y la perfecta coordinación de sus dos nuevas estrellas, Alexis Sánchez y Cesc Fábregas.

Barcelona dio cátedra de buen fútbol y volvió a su juego lindo y espectacular que todos alaban, Oporto que a pesar de tener un gran nivel se vio ampliamente superado por la capacidad técnica de equipo catalán que jugó, gustó y ganó.

Los otros tres “ases”

El primer gran titulo de la temporada 2010-2011 para el Barça llego el 28 de mayo cuando derrotó en mítico Estadio de Wembley al Manchester United por marcador de 3-1, en el partido anotaron por el Barcelona, Pedro al 27′, Messi al 54′ y Villa al 69′ por el United anotó Rooney al 34′.

Levantar la orejona por cuarta vez en su historia presagiaba cosas buenas para el equipo de Cataluña que se enfilaba a una temporada mágica, no solo por su gran nivel de juego sino también por sus logros convertidos en títulos.

Luego de la celebración de la Champions, el Barça se coronó campeón de la liga de las estrellas, en la jornada número 36 en un empate frente al levante, el titulo fue en 21 para los azulgranas y no solo eso ya que Josep Guardiola se convirtió en el único entrenador en ganar tres Ligas españolas en sus tres primeras temporadas.

El Poker se completa, quizás con la victoria que más extasió a los seguidores azulgranas, frente al Real Madrid en la disputa de la Supercopa de España en los juegos de ida y vuelta, en el primero merengues y culés empataron en el Bernabeu a dos tantos, el Madrid anotó por intermedio de Mesut Özil y Karim Benzema y por el Barça David Villa y Lionel Messi.

Y en el juego de vuelta disputado en el Camp Nou, que fue vibrante de principio a fin, el equipo catalán salio airoso producto de la genialidad de Messi, que demostró porque fue elegido como el mejor jugador del planeta.
Pues en primera instancia asistió magistralmente a Iniesta para adelantar a su equipo, luego el Madrid empató gracias a Cristiano Ronaldo, pero de nuevo Messi se saco un conejo de la chistera y adelanto de nuevo al Barça.

En la segunda mitad todo parecía indicar que el Barcelona ganaría el partido debido a que sus jugadores retenían de buena forma el balón, pero Benzema empato las acciones y todo parecía indicar que los tiempos extras y posibles penales definirían la serie.

Pero de nuevo Messi y su magia apareció cuando su equipo más lo necesitaba y anotó el decisivo tanto que le dio un agradable triunfo a los azulgranas, que en realidad jugaron a media agua y con un rival que en serio los complicó.

No hay quinto malo

Los cuatro títulos que sumaron los catalanes recientemente, hacen que Pep Guardilola se convierta en el director técnico más ganador del club, con doce títulos en su palmares personal.

A la puerta se encuentra una nueva temporada donde se viene una liga con un rival poderoso y con sed de venganza, Real Madrid, una Champions que siempre es un reto ganar y una Copa del Rey que casi es una obligación tenerla en la vitrina.

Sin embargo y a pesar de todos los compromisos el Barça aún puede hacer crecer a cinco el número de copas de la temporada, ya que el mundial de clubes se disputará en diciembre y el equipo catalán llega como favorito para conseguir el trofeo.

Barcelona tiene muchos retos por delante, seguir con el gran nivel que ha mostrado en los últimos años, seguir cosechando victorias y seguir rompiendo marcas y tiene a un equipo plagado de estrellas con lo cual intentara hacerlo, Iniesta, Xavi y Messi son los referentes al los cuales se les han unido Fábregas y Sánchez.

Hay que esperar entonces el inicio de la nueva temporada para saber si el Barça logra sus objetivos, seguir en la senda de campeón y evitar caer abruptamente de la delgada línea que separa a un equipo de la gloria al fracaso.


Te gusto, quieres compartir