El regreso del hijo prodigo

Manoel Alvarez /PúblicoGT

Francesc Fábregas i Soler, mejor conocido como Cesc Fábregas nació hace 24 años en Arenys de Mar, Barcelona, he inicio su carrera como futbolista en la prodigiosa cantera del Barcelona al lado de talentos de la talla de Messi.

Jugó en las divisiones inferiores del equipo culé y a pesar de desempeñar el puesto de volante defensivo, en la temporada 2002-2003, anotó más de 30 goles, a pesar de su gran producción nunca debuto con el primer equipo en el Camp Nou.

Pensando que nunca tendría oportunidad con el equipo catalán, Fábregas decidió aceptar la oferta del Arsenal de Inglaterra e emigrar a una de las ligas más competitivas del mundo, tenia apenas 16 años cuando se marcho del equipo de sus amores.

Una extraordinaria carrera

Los comienzos de Fábregas en la premier fueron difíciles, debido a varios factores, su corta edad, el cambio de ciudad y su inexperiencia en ligas de primer nivel, con todo Fábregas no decepciono, al contrario siempre demostró su gran nivel.

Debutó con el Arsenal el 23 de octubre de 2003, en un encuentro de copa ante el Rotherham United; con ello se convirtió en el futbolista más joven en disputar un encuentro con el primer equipo, a la edad de 16 años y 177 días.

En la temporada 2004/05 Cesc debutó con el primer equipo en la Premier. En su primer encuentro del año se enfrentó al Manchester United en la Community Shield.

Los medios quedaron impresionados con el jugador, que incluso anotó un tanto en la victoria (3-0) de su equipo ante elBlackburn Rovers convirtiéndose en el futbolista de menor edad en marcar con el Arsenal en la Premier.

En el plano internacional, la carrera de Cesc dentro de la selección española comenzó a los diecisiete años en el Mundial sub-17 de 2003, disputado en Finlandia y en 2006, cuando tenía tan solo 19 años, el seleccionador Luis Aragonés le convocó por primera vez para la selección absoluta.

Con la Roja que ha disputado el Mundial de 2006, la Eurocopa de 2008, donde fue campeón con su equipo y el Mundial de 2010, proclamándose campeón junto a sus compañeros de selección, siendo la primera vez en la historia que la selección española gana un campeonato mundial.

Actualmente Cesc es el jugador más joven que ha disputado más de 50 partidos con la Selección española, con un total de 58 partidos y tan sólo 24 años de edad.

El retorno a su hogar

Con todos los laureles que tiene este joven jugador no es de extrañar que los equipos más grandes y ganadores del planeta voltearan sus ojos hacia él, de hecho en el verano del 2006 el Real Madrid expresó su deseo de adquirir al centrocampista, pero Arséne Wenger, entrenador del Arsenal, declaró que no estaba dispuesto a desprenderse del centrocampista.

En los inicios de la temporada 2011-2012 Fábregas volvió a ser el centro de la atención en el campo de los fichajes internacionales, cuando el Barcelona, equipo que lo vio nacer futbolísticamente, manifestó su genuino interés de que volviera al equipo.

Después de pasar por las respectivas negociaciones el 15 de agosto de 2011, Cesc fue presentado oficialmente en el equipo culé: “Vuelvo a casa después de ocho años fuera”, dijo Fábregas a los miles de aficionados que se dieron cita en el Camp Nou para ver a su nuevo ídolo en su presentación como nuevo jugador azulgrana.

Obviamente la transferencia no fue nada barata y en declaraciones al diario deportivo catalán Sport, el presidente del Barcelona, Sandro Rosell, aseguró que el Barça pagó 29 millones de euros por el centrocampista: “Estamos muy contentos, porque dijimos que no pagaríamos más de 30 millones y lo hemos logrado”, indicó Rosell.

Una vuelta de ensueño

En los ocho años que estuvo con el Arsenal ingles, cosecho tres logros, la Premier en la temporada 2004-2005, la Community Shield en 2004 y la FA Cup en 2005, sin embargo en su regreso al equipo catalán, y en tan solo 11 días logró igualar el número de copas.

Su proceso de adaptación está siendo espectacular, inmediatamente después de su fichaje se puso a trabajar a las órdenes de Pep Guardiola, colaborando ya con una asistencia y dos goles.

En la final de la Supercopa de España ante el Madrid participó en la jugada del tercer y decisivo gol que daba al Barça el trofeo, Además, fue el protagonista desafortunado en la jugada que desencadenó la bronca en Camp Nou.

Después, jugó de titular por el Trofeo Joan Gámper ante el Nápoles italiano, Fábregas fue el cerebro del equipo y marcó su primer gol como culé en el equipo absoluto de Barcelona y luego celebro su segunda copa.

Por último en la final de la Supercopa de Europa, saltó al terreno de juego en la recta final del encuentro, cuando el partido iba 1-0 y el Oporto estaba apretando, pero Cesc supo aprovechar en un pase de Leo Messi dentro del área que acertó a meter en el fondo de las mallas y de esa manera afianzar su tercer titulo en su corta estancia con los azulgranas.

Futuro prometedor

Al parecer no pudo haber mejor regreso que el que tuvo Fábrega con el equipo de sus amores, en este momento la afición catalana tiene muchas expectativas de su nueva estrella que al parecer se entiende de maravilla con sus figuras Xavi, Iniesta y Messi.

Este lunes debutará en la liga de las estrellas contra el Villareal, obviamente el futuro parece sonreírle al hijo prodigo del Barça que regreso de una manera espectacular a su hogar y que indudablemente dará lo mejor de si para que el equipo culé sonría junto a él.


Te gusto, quieres compartir