El Desarrollo Sostenible en la Toma de Decisiones

Mariano Portillo
cpmultisectorial@hotmail.com
 
“La pobreza en el país, es la evidencia de una democracia que no funciona y la señal de que el modelo económico es un generador de desigualdades.”  M. Portillo. Artículo: La pobreza – lastre de la democracia y el desarrollo-.
 

Lo bonito de la naturaleza, se queda corta; cuando se analiza su utilidad y sus alcances:  regula el clima; conserva el suelo, el agua y la biodiversidad; fija el dióxido de carbono;  libera oxígeno, entre otros.
 
La naturaleza puede ser un buen negocio.  Para empezar: produce madera para el mercado y agua de manantiales para los poblados; en ella se puede diseñar senderos y actividades de turismo de aventura; se puede combinar con ella, la agricultura y la ganadería sostenible -las que pudieran potencializar su capacidad productiva-; y del subsuelo se pude extraer minerales de alto valor en el mercado mundial.
 
El concepto clave para el manejo responsable y explotación racional de los recursos naturales es el “desarrollo sostenible”.   Desde el punto de vista general, es la sumatoria: del crecimiento económico; de la generación de empleo; de la no contaminación y finalmente su componente ético, que consiste en que los beneficios que se obtengan hoy de la naturaleza, no comprometa el bienestar de las próximas generaciones.   Lo anterior expuesto, evidencia su importancia, no solo para el país, sino para el planeta.  Definido formalmente en el año 1,992 en la Cumbre de la Tierra, celebrada en Río de Janeiro (Brasil).  Desde esa fecha es de observancia planetaria.
 
Otros conceptos complementarios:  a) “mayordomía”:  se define como la responsabilidad del hombre y la mujer de hacer buen uso –manejo responsable- y eficiente de la naturaleza, con el fin de beneficiar tanto a la familia como al prójimo; b) “manejo responsable”:  manejo en el cual, se  evita la contaminación  y se mantiene los equilibrios de los ciclos ecológicos;  c) “contaminación”:  está íntimamente ligado al manejo responsable.   Esta  no debe ser mayor de la que la naturaleza puede neutralizar en el corto plazo; pero si ésta, a pesar del corto tiempo de duración, las poblaciones corrieran  algún peligro, por esa razón, se debe de proveer mecanismos para mitigar los efectos negativos, antes que la población resulte dañada.  Si los efectos fueran de largo plazo; con mayor razón, se justifica el  plan de mitigación de los efectos negativos, -conocidos también como externalidades negativas-. 
 
No importa la actividad económica que se solicite su aprobación dentro de la naturaleza; no debiera rechazarse, si es una actividad lícita.  Siempre que esta se enmarque dentro de los postulados y principios del desarrollo sostenible.
 
El tema controversial de la minería, no sería problema bajo este concepto.  Pero sin embargo por ser un tema “satanizado” se requiere del diálogo abierto y transparente con las comunidades.  Debiera de autorizarse, hasta que se agote el dialogo.
 
El calentamiento global -efecto invernadero-, es un grave problema planetario, que produce secuelas altamente catastróficas para la vida sobre la faz de la tierra; como lo es, el cambio climático que amenaza a muchas especies, incluyendo la humana.  Es común ver lluvias intensas acompañadas de huracanes, alternadas de sequías severas.
 
Tal efecto global, es provocado principalmente por la liberación de gases al ambiente, -conocidos como gases de efecto invernadero-; provenientes de la combustión de combustibles fósiles; cuyos contaminantes no regresaran por si solo al subsuelo en donde estaba y en donde no generaban ningún problema a la humanidad y al planeta en general.  Sera difícil retornarlos a su lugar de origen.  El calentamiento se quedara con nosotros, por lo que tenemos que aprender a sobrevivir en él.  Conforme pasa el tiempo se verá incrementado, y por supuesto, con secuelas más graves.
 
No hay duda, de las consecuencias que tenemos que sufrir, pero sin embargo, se presenta una serie de oportunidades.  Pero antes se debe dejar claro; que el país no es parte del problema; y nuestra meta es, no llegar a ser parte de ella, –sino somos parte de la solución-; evitando que se profundice el problema o por lo menos en lo particular, no superar el equilibrio -que consiste en no contaminar más de lo que el territorio y su naturaleza pueda neutralizar-.
 
Las oportunidades están dentro del tema “la conservación de la naturaleza”, entre los que se pueden mencionar:  a) incentivos para la conservación y la venta de oxígeno o fijación de dióxido carbono; b) la belleza escénica y las manifestaciones culturales milenarias; acompañados de servicios turísticos de calidad y de precios competitivos; tendrán como consecuencia el fortalecimiento del turismo en el país.
 
Por lo tanto el desarrollo sostenible es aplicable al consumo y a los procesos productivos en general. Ignorarlo a esta fecha, es una irresponsabilidad y no practicarlo es una imprudencia; porque atenta contra su propia vida y la de los demás; por lo tanto, a la persona responsable se le puede considerar suicida -o criminal-.  Si quisiéramos resumirlo en un solo concepto, podría recomendar la palabra “necio” -o necia-, según de quien se trate, porque su definición encierra todo lo expuesto.  


Te gusto, quieres compartir