La Copa America es celeste

Manoel Alvarez/PúblicoGT

Con una soberbia actuación de los delanteros charruas, Luis Suárez con un gol y Diego Forlán con un doblete, la escuadra uruguaya ganó la final de la Copa America, disputada en el mítico estadio Monumental de Argentina, por marcador de 3 a 0 sobre su similar de Paraguay, en un partido donde los “Garra” charrua  domino y se impuso al conjunto guarani.

Con esta victoria, Uruguay conquista su trofeo numero quince de la Copa America, acabando con 16 años de sequía en el continente, supera al conjunto argentino en títulos obtenidos y se convierte en el equipo que más veces a alzado el trofeo de selecciones más antiguo del planeta.

El partido comenzó un poco errático por parte de las dos selecciones, que se mostraron un tanto imprecisas en los pases y ansiosas en la generación de jugadas, quizás era porque ambas sabían que tenia muchísimo que ganar ese día, Uruguay podía ser el mejor del continente y Paraguay acabar con 32 años de sequía ganadora.

Las primeras insinuaciones de peligro fueron de los charruas que inquietaron el arco de Villar, luego una descolgada del equipo guarani puso en alerta a la saga dirigida por el experimentado capitán uruguayo Diego Lugano, que fue fundamental en todo el partido imponiendo orden en la ultima línea de su equipo.

Sin embargo a los 12 minutos en una descolgada del equipo celeste tomó mal parada a la defensa albiroja, Luis Suárez tomó un balón por la banda derecha hizo una finta remato con su pierna izquierda, en el trayecto el balón fue levemente desviado por el defensa paraguayo Diego Veron y el balón se fue a la parte izquierda de Villar que solo pudo ver cuando el balón topó en su palo derecho y se fue al fondo de la red.

Con esto los dirigidos por el Maestro Óscar Washington Tabárez se encaminaban a la gloria, a partir de ahí el partido tuvo muchas más oportunidades para el equipo uruguayo, que con un incansable Luis Suárez y sus descolgadas puso en más de un aprieto a la defensa guarani que lució mal cuando Suárez hacia pareja con Forlán.

Precisamente en ese partido que el destino tenia preparado algo glorioso para el referente uruguayo Diego Forlán y comenzó a escribirse al minuto 42 cuando los paraguayos perdieron un balón en salida que fue filtrado a Forlán y esté definio como solo los grandes saben hacerlo para poner el 2 a 0 en el marcador e irse al descanso con un marcador más parejo a lo demostrado en el campo.

En la segunda mitad el cuadro guarani salió a la cancha sabiendo que no había mañana y puso todas sus armas en el campo y apretó más del medio campo para arriba, el ímpetu y las ganas guaraníes casi dieron frutos ya que antes del primer cuarto de hora del segundo tiempo Haedo Valdez mandó un balón al travesaño que previamente fue levemente rozado por Muslera.

A partir de ahí el equipo charrua fue más aplicado en defensa y prácticamente anulo al conjunto paraguayo que a pesar que por momentos tuvo dominio del balón no supo que hacer con el, de hecho Uruguay tuvo varias oportunidades de aumentar su ventaja pero no lo hizo gracias a la actuación del meta Villar.

Sin embargo aún faltaba la guinda en el pastel, no solo para Uruguay sino para Diego Forlán, quien había sido criticado por no aportar goles a su equipo previamente, pero en el minuto 90, el mejor jugador del pasado mundial Sudáfrica 2010 según la FIFA, concreto un contragolpe de los charruas y puso el definitivo 3 a 0.

Con esto Forlán se lleno de gloria, acalló las criticas y el destino quiso que se convierte en el tercer integrante de su familia en ganar este trofeo ya que previamente su abuelo y su padre lo habían hecho, y que mejor forma de hacerlo que con un doblete.

Además con la victoria Uruguay afianza su nivel, ya que estuvo entre los cuatro mejores del pasado mundial, apenas un par de días la Sub 17 se llevo el segundo puesto en el mundial de su categoría y paso por encima del gran favorito para ganar el torneo Argentina, antes de afianzarse como el nuevo campeón de la Copa America.

Te gusto, quieres compartir