Masacre

Redacción PúblicoGT

Los cuerpos de 29 campesinos decapitados, entre los cuales hay dos mujeres, fueron hallados en la finca “Los Cocos” en jurisdicción de La Libertad Peten, informó la Policía Nacional Civil PNC.

Los cadáveres yacían en un terreno de dicha finca. En la casa patronal del inmueble se encontró un mensaje, dirigido a los propietarios de la finca, escrito con la sangre de las personas asesinadas.

Las autoridades manejan la hipótesis de la participación de los Zetas en dicho acto delictivo. Jaime Otzin, director de la Policía Nacional Civil aseguró que en esos hechos estarían involucrados narcotraficantes de la zona, que operan en la frontera con México y que controlan también el tráfico de personas.

Los labriegos asesinados, que aún no han sido identificados, según versiones preliminares trabajaban en la finca Los Cocos, la cual era propiedad de Haroldo Waldemar León Lara, quien fue asesinado el sábado en la periferia de la ciudad de Flores, en el departamento de Petén.

León Lara era hermanao Juan José León, alías Juancho León, un narcotraficante guatemalteco que operaba en la zona del este del país y que fue asesinado junto a otras diez personas en marzo de 2008 por sicarios de Los Zetas.

Esta masacre constituye un nuevo hecho de sangre en donde la crueldad con que se registro, muestra los niveles de violencia que hay en el país, sin que las autoridades pueden contrarrestar dicha situación.

Te gusto, quieres compartir