La clásica violencia del clásico

Redacción / PúblicoGT

Este domingo se jugó la final del torneo local de fútbol. Más allá del resultado, lo más desatacado de la jornada fue la violencia desatada durante y después del partido. Un grupo reducidos de fanáticos rojos, al ver naufragar a su equipo ante el clásico rival se dedicaron a lanzar bombas y objetos al terreno de fuego, lo que obligo al árbitro del encuentro a suspender temporalmente el mismo.

Ante la impaciencia de la gente y la pasividad de la fuerza pública, un grupo de seguidores rojos actuaban con total impunidad. Cómo es posible que esto pase en un recinto deportivo, sin que nadie intervenga y ponga orden.

Te gusto, quieres compartir