La Guerra Mental antes del Tercer Round

Manoel Álvarez /PúblicoGT

El mundo se paralizo por más de 120 minutos el miércoles pasado cuando el Real Madrid y el Barcelona disputaron una apretadísima final de la Copa del Rey, los dos equipos tuvieron la oportunidad de ganar en los primeros 90 minutos reglamentarios; ambos jugaron a ganar en los siguientes 30, pero el gol y la gloria les sonrío esta vez al equipo merengue que venció justamente a un Barcelona mal acostumbrado a ganar.

Sin embargo y como pocas veces sucede en el futbol solo se tuvo que esperar siete días para que estos dos titanes del futbol se enfrenten de nuevo, para que uno busque venganza y el otro busque afianzar su superioridad, claro esta no es una final de alguna copa, sino una llave semifinal de ida y vuelta, para acceder a la final de la codiciada orejona, que a levantado nueve veces el club merengue y tres el azulgrana.

Pero ante todo hay que recordar que el partido de este miércoles es un súper clásico, una de las rivalidades más añejas del futbol, que no muere con el pasar del tiempo, sino que al contrario crece entre los hinchas y seguidores de cada equipo, que tiene los agregados extras de posible revancha por lo sucedido el miércoles pasado y el acceso a la final del trofeo más codiciado de Europa.

Y por si fuera poco la guerra post clásico ya empezó encabezada por Mourinho que una vez más ataco a su homologo del Barcelona diciendo: “Hasta ahora teníamos dos grupos de entrenadores, uno muy, muy pequeñito, que no habla de los árbitros; luego un grupo grande, donde estoy yo, que critica a los árbitros cuando tienen errores importantes, gente que no controla su frustración y los critica, pero también que estamos felices de halagar un gran trabajo”;  agrego: “Y ahora con las declaraciones de Pep entramos en una nueva era, la de un tercer grupo, que en estos momentos sólo tiene una persona, que es criticar el acierto del árbitro, esto nunca lo había visto”.

Estas declaraciones son derivadas de las declaraciones que hizo Guardiola respecto a la final de la Copa del Rey donde critico la marcación de un fuera de lugar a su delantero pedro que en ese momento hubiera significado el 1-0 para el equipo cule, a pesar de estas declaraciones Pep se enfrente a una crisis mucho más grande ya que el denominado “cerebro” de la cancha Andrés Iniesta sufre una contractura y no podrá jugar el miércoles.

Al parecer todo esto influyo para que Guardiola, pasivo y sereno como se le conocen, perdiera el control y declarara sobre Mourinho: “En esta sala el es el p… jefe, el p… amo, es el que más sabe del mundo, yo no quiero ni competir ni un instante”. Incluso Pep también se refirió acerca de la guerra de declaraciones diciendo: “ha ganado durante todo el año. Le regalo su champions particular fuera del campo”.

Estas declaraciones de los técnicos nos dan idea de cómo están viviendo el preámbulo del tercer partido entre estos dos equipos, que al momento favorece al Madrid que llevan una victoria y un empate, aunque aun faltan dos rauns en esta pelea es difícil dar un vaticinio por uno u otro equipo ya que los dos tienen un nivel admirable y las ganas de triunfar, pero lo seguro es que serán dos encuentros de altísimo nivel donde seguramente abran muchas emociones y donde al final uno reirá y el otro llorara.

Te gusto, quieres compartir