La lucha por la tierra es vital en este país

PúblicoGT.com realizó una extensa entrevista con Byron Garoz, miembro del Colectivo de Estudios Rurales Ixim.

Redacción/PúblicoGT.com

En un amplio salón que ocupa la sede de la Coordinadora Nacional de Organización Campesinas nos recibe Byron Garoz. El es integrante del Colectivo de Estudios Rurales Ixim, una organización que nace recién con el objetivo de hacer investigaciones y acompañamiento sobre los procesos de cambio. Somos, nos dice Garoz, un colectivo que hace investigación con las organizaciones. Una definición que ilustra la actividad y los propósitos que tienen.

El colectivo de estudios rurales Ixim nace de la motivación de varias personas que confluyen desde distintos espacios de la sociedad, con la inquietud de realizar investigación sobre los procesos de transformación rural en el país. Lo hacemos, nos dice Garoz, desde un proceso de acompañamiento con los movimientos campesinos y las organizaciones sociales y desde una perspectiva multidisciplinaria y transversal. “Somos una confluencia de personas motivas por el cambio social, provenientes de distintas disciplinas sociales”.

Esa necesidad de articular propuestas, investigaciones consistentes para conocer la realidad objetiva del país desde la óptica rural, nos hace preguntarle por la visión que como colectivo y en forma individual tiene sobre la problemática agraria del país. Es claro en decir que los problemas son estructurales, producto de un modelo excluyente e injusto.

Nosotros, como Colectivo nos dijo enérgicamente, condenamos los violentos desalojos ocurridos en el Valle del Polochic, es una muestra de cómo, durante 500 años, la lucha por la tierra es una constante contra la injusticia del sistema. Pone también en evidencia que la problemática agraria que vive el país desde hace muchos años y que el Estado ha sido incapaz de solucionar se agrava día con día. También queda claro el poder que los grupos económicos hegemónicos tienen.

Garoz reconoce que es urgente resolver la problemática del campo guatemalteco, que propuestas existen, pero sin embargo no hay la correlación de fuerzas suficiente en este momento para que las mismas se implementen. En eso hay que trabajar, nos comenta. Los problemas sociales se van acumulando, sin que haya una solución de fondo a la situación de acceso a la tierra y a las desigualdades económicas y sociales que este modelo provoca.

El colectivo de estudios rurales Ixim trata de generar a través de la investigación y el acompañamiento apoyar esos procesos de transformación rural en el país. Lo hacemos, nos dice Garoz, desde un proceso de acompañamiento con los movimientos campesinos y las organizaciones sociales y desde una perspectiva multidisciplinaria y transversal. Es una confluencia de temas e investigadores comprometidos con el cambio social. Es un colectivo concebido para hacer investigación con las organizaciones en forma conjunta.

Te gusto, quieres compartir