Regresa el espíritu de las noches europeas al Bernabéu

Por: Edwin Augusto Pineda/PúblicoGT

El Real Madrid vuelve a los cuartos de final de la UEFA Champions League tras derrotar al Olympic de Lyon 3-0 en el Santiago Bernabéu. Esta fase se le negaba a los merengues desde la temporada 2003-04. En aquella ocasión lograron el pase a cuartos de la mano del también Portugués, Carlos Queiroz.

Los merengues salieron al campo de juego a jugárselas todas, el rival no suponía ser fácil, ya que a pesar de la ventaja del gol de visita en el partido de ida en Francia (1-1), se tenía una racha negativa de siete partidos sin ganarle a los franceses que saben muy bien que es eliminar al Real Madrid en esta competición.

En la previa del partido tanto jugadores, como el propio José Mourinho se pronunciaron para pedir a la grada del Bernabéu que fueran el jugador número 12, y así sacar ventaja de la localía. La reacción de la afición no decepcionó, el Bernabéu desde antes del partido ya estaba entonando el nombre de José Mourinho.

Los dirigidos por Mou apelaron al espíritu de las noches europeas, y en el minuto 37 tras una espectacular jugada Marcelo, calló el primero para los de casa. Tras el tanto del brasileño la grada no tardó en corear su nombre.

Anteriormente el conjunto blanco ya había contado con buenas oportunidades, entre ellas un disparo de Cristiano, que atajó el portero Hugo Lloris que terminó siendo de los más destacados de los visitantes, pese a los tres goles que recibió.

El Lyon también contó con buenas oportunidades, los mayores generadores de juego y de ocasiones de peligro en el equipo francés fueron los argentinos Lisando López y Diego Delgado, pero a pesar de su buena actuación encontraron a un Madrid fortalecido en defensa, y cuando esta falló Iker Casillas se hizo cargo de negarles el gol.

Tras el descanso los locales salieron con todo, el segundo gol llegó a los 66 minutos, tras un pelotazo largo de Marcelo, que Özil llegó a puntear, Benzema que reaccionó cual reflejos de gato y quedó mano a mano con el arquero francés, y volvió a mostrarse intratable de frente a portería reafirmando la confianza que el club le ha dado al marcar su sexto gol en la competición.

El partido estaba casi resuelto, pero el Madrid quería más, y encontró el tercer gol al minuto 76 en un gran contragolpe y tras una genial asistencia de cabeza de Mesut Özil, que Di María definió con una vaselina ante Lloris.

El Madrid cuajó un gran juego, en el que destacaron, Sergio Ramos que jugó con gran solides y cordura, a diferencia de Pepe que se salvó de la expulsión; Marcelo que inquietó durante los 90 minutos por la banda izquierda a los franceses; Xabi Alonso y Khedira que manejaron el medio campo; Di María y Özil que con gran explosividad fueron quienes preocuparon constantemente a la defensa del Lyon y Benzema que reafirmó su buen momento.

El equipo español superó los fantasmas de octavos de final y está de llego en la lucha por la Liga de Campeones, y ahora espera rival. Los equipos de cuartos de final lo completan el Shakhtar Donetsk, Schalke 04, Inter de Milán, Barcelona, Chelsea, Tottenham y Manchester United.

Con respecto al sorteo Mourinho dijo que prefiere evitar al Inter y Chelsea, mientras que Cristiano Ronaldo dijo que le gustaría volver a Manchester o encontrarse con Raúl.

Te gusto, quieres compartir