Reedición, Death: The Sound Of Perseverance

Por Alejandro Ramírez/PúblicoGT

El 13 de noviembre se conmemoraron nueve años de la desaparición física del genial guitarrista y compositor estadounidense Chuck Schuldiner, víctima de una neumonía, consecuencia del debilitamiento de su cuerpo a causa de un cáncer en el tronco encefálico. Y aunque la palabra genio ha sido demasiado devaluada, podría decir que, a pesar de su relativamente corto paso por este mundo (murió cuando tenía 34 años), su legado e influencia dentro de la música rock bien le valdrían el calificativo.

El trabajo musical de Schuldiner fue notable desde el inicio, con la seminal banda Mantas, que posteriormente llegaría a su consagración bajo el nombre Death, en la segunda mitad de la década de 1980, reconociéndoles como precursores del Death Metal. El guitarrista fue ampliamente reconocido por sus colegas, gracias a su virtuosismo y visión, dándose el lujo de participar en diversos proyectos como el de Phillip Voa Vodoo Cult junto a otros grandes del género, como Mille Petrozza de Kreator y Dave Lombardo de Slayer, llegando al final de su corta carrera con uno más que notable Control Denied, donde su necesidad de experimentación le llevó más allá de los límites del Death metal progresivo que practicaba con Death, adentrándose en territorios más melódicos, junto a grandes músicos de la talla de Steve Digiorgio y sus colegas en Death en ese momento: Shannon Hamm y Richard Christy.

En 2010 la discográfica independiente estadounidense Relapse Records se dio a la tarea de reeditar el catálogo de Schuldiner, desde los demos de Mantas, pasando por la discografía completa de Death, llegando a su proyecto póstumo Control Denied, con quienes registraría el soberbio The Fragile Art Of Existence y su inconclusa obra When Man And Machine Collide.

El pasado 15 de febrero salió al mercado la reedición del que sería el último trabajo de Schuldiner con Death, el grandioso séptimo álbum de estudio de la banda: The Sound of Perseverance.

The Sound of Perseverance fue lanzado originalmente por Nuclear Blast Records en septiembre de 1998, siendo la obra cumbre del compositor y guitarrista neoyorquino. Encontrando su punto máximo de inflexión desde el visceral sonido de aquel Screamy Bloody Gore de 1987, llegando en este SOP a alcanzar sus más altas cotas en cuanto a técnica musical, producción y contenido de letras.

Musicalmente encontramos las complejas y preciosas armonías del guitarrista con ese potente pero pulcro sonido de su clásica B.C. Rich con distorsión Marshall, sobre una contundente base de percusión lograda como pocas por el maestro Richard Christy. El disco se hace engañosamente corto, con únicamente 8 tracks propios y la versión del tema original de Judas Priest Painkiller. Digo engañosamente porque cada uno de los tracks es un largo viaje de múltiples matices por la cabeza y el alma del compositor, encontrando pinceladas y detalles armónicos sorprendentes y nuevos en cada escucha. El disco es dinámico y aunque encontramos un sonido fuerte, también sónicamente es muy fino, rozando por momentos con el jazz en sus progresiones. Tal vez el punto más distintivo de esta placa sea la modulación de la voz de Schuldiner, siendo más aguda y afilada, siempre con características guturales.

La producción musical está magistralmente lograda por el famoso Jim Morris y por el propio Schuldiner en los míticos estudios Morrisound en Florida.

En cuanto a letras, bien es sabido que CS se distinguía por alejarse de los clichés clásicos del metal extremo de la época, como el satanismo, el gore y el recurrente nuclear blast thrasero, ocupándose en sus composiciones de temas más introspectivos y filosóficos; es conocida la admiración que Schuldiner profesaba por Nietszche, a tal grado que la portada del disco, elaborada por el artista gráfico Travis Smith, está basada en el pasaje de Así habló Zaratustra: “Muchos mueren demasiado tarde, y algunos mueren demasiado pronto”. Todavía suena extraña esta doctrina: “¡Muere a tiempo!”, mostrando un grupo de personas que escalan la montaña de la vida hacia su inexorable final, tristemente esta frase sería alguna forma de presagio y hasta epitafio para el genial compositor, cantante y multiinstrumentista, uno de los más influyentes de su generación, pilar y creador de un sonido que hoy muchos siguen y emulan.

La reedición del disco, cuenta con el disco clásico de 9 temas remasterizado, y un disco adicional con maquetas de los temas originales, la portada fue retocada por Travis Smith y se incluyen comentarios de su trabajo. También incluye notas adicionales escritas por Shannon Hamm con anécdotas sobre la grabación y fotos inéditas de ese tiempo.

Tracklist:

Disco 1:

Scavenger Of Human Sorrow

Bite The Pain

Spirit Crusher

Story To Tell

Flesh And The Power It Holds

Voice Of The Soul

To Forgive Is To Suffer

A Moment Of Clarity

Painkiller

Disco 2:

Spirit Crusher (Maqueta sin bajo 1998)

Flesh And The Power It Holds (Maqueta sin bajo 1998)

Voice Of The Soul – 1998 Demos (Sin bajo)

Bite The Pain (Maqueta 1998)

A Moment Of Clarity (Maqueta 1998)

Story To Tell (Maqueta 1998)

Scavenger Of Human Sorrow (Maqueta 1998)

Bite The Pain (Maqueta 1997)

Story To Tell (Maqueta 1997)

A Moment Of Clarity (Maqueta 1997)

Te gusto, quieres compartir