Publicidad genial para buenas causas

Redacción /PúblicoGT

La publicidad ligth enmascara la realidad y crea un ambiente ficticio que engaña al receptor sobre la vida real. Es un sistema que se usa por ejemplo, para “suavizar” actividades que atentan directamente el medio ambiente.

La otra cara de la moneda es la publicidad realizada para causas justas. Son producciones geniales que tiene como único objetivo hacer conciencia sobre un grave problema social. En otras palabras, describir una realidad concreta y tratar de cambiarla.

La imagen que ilustra está nota, corresponde a una campaña realizada para concienciar a los jóvenes, de lo peligroso que puede llegar a ser el uso de los auriculares, y es que en Londres, que es donde se realizó la campaña, hay miles de muertos al año por este motivo.

Te gusto, quieres compartir