Daños ambientales por ambición y avaricia

Redacción PúblicoGT/

Se recuerda del fantasioso desarrollo inmobiliario que se construiría en las playas de Dubai que simulaba un archipiélago artificial, con islas que dibujaban la forma del mapa mundo. Pues resulta que el proyecto se abandono y lo que la ambición había construido, fue derrumbado por la crisis financiera, la naturaleza se ha encargado de devolverle la normalidad a la costa.

El proyecto estaba destinado a desarrollan grandes complejos hoteleros, villas de lujo y spa para millonarios, y que serían accesibles solamente por barco, se hunden el mar debido a la erosión que ha provocado su abandono. Las islas poco a poco se han esfumado.

Inversionistas y propietarios de algunas islas, han demandado a la empresa estatal por la perdida completa de sus propiedades. El promotor Nakeheel, una empresa que forma parte de Dubai World, es un conglomerado empresarial de propiedad estatal. Las islas formaban parte del proyecto que incluye el Buró Khalifa, el edificio más alto del mundo, que abrió sus puertas al público el pasado año.

Algunos inversionistas que habían ya adquirido propiedades en dicho proyecto han demandado a la empresa. Según los abogados que han presentado la demanda contra la compañía que desarrolló el proyecto, el 70 por ciento de las 300 islas que incluía el proyecto estaban vendidos. Entre sus propietarios están celebridades como David Beckham y Michael Owen.

Las islas estaban destinadas como complejos hoteleros, villas de lujo y centros de convenciones, serían accesibles por barco o yate de motor. Ahora, sus arenas se están erosionando por completo las famosas islas artificiales y los canales de navegación que ya se habían construido. Poco a poco el mar ha tomado posesión de nuevo.

Te gusto, quieres compartir