“Mubarak vete ya”; el grito del pueblo

Redacción PúblicoGT.

Decepción y cólera causo el anuncio de Hosni Mubarak que no deja la presidencia de Egipto. Una multitud se concentro desde primeras horas en la Plaza Tahrir en espera del discurso que por la noche Hosni Mubarak pronunciaría. Los egipcios esperaban que en el mensaje se pusiera fin a los 30 años de régimen, pero la decepción  fue general al escuchar que no aceptaba renunciar, sino quería seguir hasta septiembre, tiempo en el cual dice comandará un proceso de transición.

Los gritos de protesta en la Plaza Tahrir no se hicieron esperar. La gente comenzó a pedir que se fuera. “Mubarak vete ya”, gritaba la multitud y le lanzaban zapatos en señal de protesta. Mientras Mubarak prometía una “transición pacífica hasta septiembre”.

Previamente, surgió la versión de que el mandatario transferiría el poder a su vicepresidente, Omar Suleiman. De hecho los congregados en la plaza esperaban el anuncio histórico de su renuncia. Estaban convencido que el régimen había llegado a su fin. Sin embargo, este se aferra al poder, contando como único soporte el apoyo de Estados Unidos y especialmente de Barak Obama, que pide moderación para garantizar que el cambio de régimen no afecte sus intereses.

Te gusto, quieres compartir