Los Zetas, de escoltas a narcotraficantes (Parte I)

Esta agrupación criminal es considerada la más sanguinaria de Mesoamérica. Siendo creada por el cártel del Golfo quienes luego quedaron a merced de ellos.

Por Antonio Navas/Publicogt.com

Tanto creció la popularidad de los Zetas que le fue dedicado un corrido por Beto Quintanilla, popular intérprete de este género musical, quien falleciera a los 58 años por un fulminante infarto. El corrido inicia: “Soy del grupo de los zetas que cuidamos al patrón somos 20 de la escolta pura lealtad y valor dispuestos a dar la vida para servir al señor… Somos 20 grupos zetas unidos como familia, los 20 somos la fuerza con diplomacia suicida, conscientes que en cada acción podemos perder la vida…”.

En los últimos años los Zetas han sido en innumerables ocasiones mencionados por la prensa tanto mexicana como guatemalteca, pero en realidad muy poco se sabe de ellos, publicogt plantea las siguientes interrogantes para que conozcamos ¿quiénes son los Zetas?, ¿Cómo inician?, ¿Cuáles son sus actividades principales? Y ¿Cómo y por qué llegan a Guatemala?.

¿Quiénes son?

Según el abogado mexicano Marco Antonio Rodríguez, a esta organización se le denomina los Zetas por la manera de comunicarse entre sí, esto es mediante claves, que por obvias razones lo hacen para no dar a conocer sus nombres.

Se inician siendo un grupo de escoltas-sicarios bajo la dirección del cártel del Golfo, y pagados por Osiel Cárdenas Guillen, actualmente preso en la prisión de máxima Seguridad de Almoloya de Juárez, dicho grupo es el encargado de ejecutar los trabajos designados por el cártel, brindando desde protección hasta la ejecución de asesinatos y desapariciones de sus enemigos. Matamoros era considera la sede central de este grupo de narcotraficantes, es por eso que fue la ciudad que dio carta de naturaleza al nacimiento de los Zetas.

Este grupo criminal se distinguen por algo que los hace muy peligroso y especiales, ya que no suelen ser delincuentes que surgieron de las calles, o fueron reclutados de la noche a la mañana. Es por ello que en nuestra investigación trataremos de analizar el por qué hace de este grupo uno de los más peligrosos de Mesoamérica.

¿Cómo inician?

Los primeros integrantes de esta organización fueron un grupo de ex militares quienes realizaron en la academia estadounidense “Las Américas”  cursos donde obtuvieron  conocimientos y ante la mala vida de los militares en México, deciden vender sus conocimientos y servicios al cartel del Golfo.

Para darnos una idea de lo anterior este grupo de ex militares pertenecía al Grupo Aeromóviles de Fuerzas Especiales del Ejército Mexicano GAFES, una unidad élite. Nadie sabe cuántos cambiaron de bando, pero según un informe del Ejército estadounidense fueron al menos un centenar. El Gobierno de México ha reconocido que sólo en el Distrito Federal los Zetas, cuentan con 200 hombres con entrenamiento militar.

En la síntesis de un informe realizado por Rodríguez Martínez comenta para lo que fueron entrenados: “son capaces de despliegues rápidos por tierra, mar y aire, de hacer operaciones de emboscada, de realizar incursiones, de organizar patrullas. Son francotiradores especializados. Pueden asaltar edificios y realizar operaciones aeromóviles y de búsqueda y rescate de rehenes, poseen armas del uso exclusivo de las fuerzas especiales, que ninguna otra unidad militar posee, como las pistolas HKP-7 y los fusiles G-3, a los que se les puede incorporar lanzagranadas .203, poseen ametralladoras M-16, el fusil MGL, la ametralladora 5-A calibre 5.56, la cual fue usada por primera vez por elementos de la GAFE en 1994 en Chiapas en contra del EZLN. Cada uno de ellos lleva una mini-ametralladora SAW 5.5 con capacidad de 700 tiros, con un fusil Rémington 700 para francotirador y una bazuca LAW sudafricana que usa el tubo antitanque”.

Arturo Guzmán Decena, soldado de infantería, experto militar en combate y entrenado por militares y paramilitares israelíes; como todo soldado era mal pagado, sin incentivos, sobreexplotado con jornadas muy largas y sin remuneraciones. A los 41 años decide darse de baja en el Ejército en 1998. Testigo fiel de la corrupción de los mandos militares ante el poderoso capo.

La misión de Guzmán Decena, conocido como el “Z1” era reclutar a otros expertos militares para formar el brazo fuerte y armado del cártel del Golfo y con un primer encargo, acabar con Los Chachos, grupo que busca posicionarse en Ciudad Miguel Alemán, Nuevo Laredo, Matamoros y Reynosa. Guzmán Decena se llevó con él a integrantes de los Batallones de Infantería 15, 70, del 15 Regimiento de Caballería Motorizado, de los Fusileros Paracaidistas.

Así quedo integrado el grupo de Los Zetas: Arturo Guzmán Decena, Heriberto Lazcano, alias Lazca o Verdugo, ex policía, y ha sido señalado como el responsable del asesinato del periodista Francisco Ortiz Franco, coeditor del semanario Zeta, por el mismo rotativo. Efraín Teodoro Torres, alias “El Efra”; Óscar Guerrero Silva, alias “El Winnie Pooh”, quien cayó muerto tras un enfrentamiento con militares; Luís Alberto Guerrero Reyes, experto del 70 Batallón de Infantería; Jesús Enrique Rejón, alias “El Mamito”, ex gafe experto en el manejo de explosivos y reconocido francotirador; Mateo Díaz López, experto en operaciones en la Sierra; Jorge López, alias “El Chuta”, especializado en artes marciales, explosivos y tácticas de emboscada; Sergio Enrique Ruiz Tlapanco, alias “El Tlapa”, especializado en operaciones en la Sierra; Ernesto Zatarín Beliz, alias “El Traca”, especializado en interceptar telecomunicaciones y frecuencias de radio; Eduardo Estrada González; Flavio Méndez Santiago, alias “El Amarillo”; Prisciliano Ibarra Yepis; Rogelio Guerra Ramírez, alias “El Guerra”; Miguel Ángel Soto Parra; Galindo Mellado Cruz, alias “Mellado”; Gonzalo Ceresano Escribano, alias “El Cuije”; Daniel Enrique Márquez Aguilar, alias “El Chocotorro”.

Todos ellos integrantes de los “Zetas” y como observamos cada uno especializado en alguna rama militar y entrenados por fuerzas castrenses extranjeras, de ahí la peligrosidad de los “Zetas”. Y como lo habíamos anticipado no son gente del ámbito común o delincuentes formados en la calle, son más que un delincuente común.

¿Cuáles fueron sus principales actividades?

La etiqueta de presentación de esta agrupación es la violencia y eran los encargados de ejecutar los trabajos que le eran encomendados inicialmente por Cárdenas Guillen, y que notoriamente lo hace de forma muy violenta. Este grupo entre sus múltiples operaciones tenian las siguientes:

a). Protección y Extorsión. (Principal lucro que percibe)

b). Ejecución de Asesinatos de personas (Enemigos y políticos)

c). Custodia y traslado de drogas.

d). Operaciones de seguridad para sus miembros.

Una de las interrogantes que hacemos es cómo se integra esta organización criminal. Un estudio llevado a cabo por las autoridades federales e inteligencia militar mexicana señala que los Zetas operan y se integran en tres grupos siendo estos los siguientes:

Los Halcones, cuyos integrantes se dedican a dar pitazos, a vigilar las zonas de distribución, son grupos de inteligencia primaria dentro de la estructura, de los que tan sólo en Matamoros se detectaron 80, con radiotransmisores.

Las Ventanas, menores de 14 a 16 años, que operan en las zonas donde se ubican las narco tiendas, que se trasladan en bicicleta y que “con sus chiflidos indican la presencia de autoridades o de personas sospechosas”.

Dirección, integrado por alrededor de 20 sujetos expertos en comunicaciones, “se encargan de interceptar llamadas, de dar seguimiento, de identificar vehículos” e incluso cuando es necesario operan como un “comando negro” que realizan secuestros y ejecuciones”.

Te gusto, quieres compartir