Recuperación del Espacio Público

Johanna Barrios /PúblicoGT

La zona uno de la Ciudad de Guatemala pasó durante el último tercio del siglo XX de ser la zona histórica y más viva y representativa de la ciudad a un área decadente, peligrosa, descuidada, mal regulada, perdiendo su potencial turístico y comercial;  convirtiéndose en un espejo de la fracturación social, del descuido por los espacios públicos y la renuncia a poder sentirse ciudadano y paseante en la ciudad.

Ante esta situación la municipalidad actual ha llevado a cabo un proceso de rehabilitación de la Sexta Avenida (arteria principal y simbólica de la ciudad) y la modernización del transporte urbano mediante la introducción del transmetro (un transporte que intenta ser seguro, barato para el usuario, rápido y con preferencia de paso respecto a los automóviles). Esto ha tenido tanto comentarios positivos como negativos, sin embargo al preguntarles a vecinos, usuarios y comerciantes del lugar; la mayoría lo considera un cambio positivo aunque no suficiente.

Si bien se vislumbra un panorama esperanzador por parte de la población, se necesita una consolidación y poder alcanzar su máxima potencialidad (tenemos un claro ejemplo en 4 grados norte, cuyo proyecto es ahora casas vacías, deterioradas); es por ello que una sola Avenida no resuelve el problema, es necesario como ciudadanos darnos cuenta que las cosas pueden mejorar y que una forma de prevención de violencia es la recuperación de los espacios públicos, siendo un lugar para compartir, desarrollarnos, tener espacios culturales, y esto de alguna manera nos permite mejorar nuestra calidad de vida e integrarnos como ciudadanos guatemaltecos en un espacio que es de todos.

Sin embargo si no hay una expansión de la recuperación de los espacios públicos (tan solo observen la biblioteca, o el antiguo parque concordia), esto corre el riesgo de ser una inversión muy grande, sin sostenibilidad en el tiempo.

Es necesario crear y exigir espacios incluyentes lo cual implica no sólo una estética de infraestructura, sino un espacio de convergencia de diversidad de clases, étnica; considerando las amplias posibilidades y potencialidad de integración: instituciones públicas, teatros, comercio, parques, mercado, iglesias, características históricas, identitarias; donde sea posible la cohabitación.

Te gusto, quieres compartir