Slash, Slash… Cobrando algunos favores


Por Alejandro Ramírez/PúblicoGT

Después de más de25 años de carrera, Saul Hudson, mejor conocido en el mundo de la música como Slash, nos ofrece su primer disco como solista. Probablemente es el momento indicado para el lanzamiento de la placa homónima, dada la pausa obligatoria del exitoso “proyecto” Velvet Revolver,  junto a algunos de sus ex compañeros de Guns n´ Roses,  causada por la deserción (expulsión según ellos) de Scott Weiland para volver al seno de los  Stone Temple Pilots.

Slash decidió revisar su agenda telefónica y hacer algunas llamadas a ciertos amigos y colegas que le debían favores. Recordemos que Hudson ha colaborado en los discos de infinidad de artistas, en estilos variopintos que van desde los Bee Gees, Ray Charles, Rhianna o P Didi, pasando por Marta Sánchez y Paulina Rubio hasta llegar a Motorhead, Ozzy Osbourne o el mismísimo Michael Jackson, entre muchos, muchos más. Como se puede ver Slash no le hace el feo a nada.

En este disco el guitarrista utiliza la infalible (pero engañosa) estrategia empleada por Santana en el álbum Supernatural del 99, para revitalizar su carrera tras varios años de mantener un perfil bajo: se rodeó de figuras prominentes de la industria de la música para atraer la atención sobre sí mismo.

El icónico guitarrista del sombrero de copa cuenta entre sus invitados con verdaderos pesos pesados del mundo del rock como Iggy Pop, Lemmy Kilmister de Motorhead, Ozzy Osbourne o Alice Cooper, aunque también encontramos figuras importantes de la escena rock contemporánea como Myles Kennedy de Alterbridge, Dave Grohl de Foo Fighters o Kid Rock, y otros elegidos de manera más estratégica para coquetear con la escena pop y los canales de videos, como Fergie de Black Eyed Peas y Adam Levine de Maroon 5.

El resultado de este Frenkestein musical es más bien interesante y bastante disfrutable, las canciones no van en una sola línea y por momentos hasta pareciesen creadas para los músicos que las interpretan, una amalgama sónica hilvanada por la estridente guitarra de Hudson. Slash no es un músico virtuoso y en realidad no necesita serlo para ocupar el lugar de guitar hero de su generación. Su estilo característico sucio e intenso, basado en el hard rock gringo y el blues, hace derroche de potencia e inspiración a lo largo de los catorce tracks de su autoría en el disco.

En honor a la verdad y a pesar de ser un gran disco, no creo que sea el trabajo definitivo del  enigmático guitarrista. Es un disco para escuchar, para disfrutar, para dejarse llevar, para volar entre la constelación de astros que nos ofrece este plástico, pero no hay que dejarse apantallar tampoco por estas figuras descomunales de la música. Dudo que se convertirá en un disco trascendental en la historia del rock n´roll, es un buen disco sí, talvez mejor que las dos opacas producciones de Slash Snakepit, pero no supera el encanto que da el concepto de banda de Velvet Revolver, ni mucho menos sobresale del enorme peso del legado de Guns N´ Roses con sus primeros tres discos.

Para los nostálgicos y acérrimos fans que buscan el disco perdido de los Guns entre el deslucido y tardío Chinese Democracy, Libertad de Velvet Revolver y este disco de Slash, tendrán que seguir esperando que las estrellas estén alineadas, el reencuentro será inminente aunque talvez no inmediato. Las partes divergentes no escatiman en lisonjas para los trabajos de la contraparte, que sin duda es un buen síntoma para restablecer el line up clásico de la banda. Para sobrellevar de buena forma la espera pues este, Slash, la hará bastante “sobrellevable”.

Tracklist:

1. Ghost – (con Ian Astbury / Izzy Stradlin)

2. Beautiful Dangerous – (con Fergie)

3. Crucify The Dead – (con Ozzy Osbourne)

4. Back from Cali – (con Myles Kennedy)

5. Promise – (con Chris Cornell)

6. By the Sword – (con Andrew Stockdale)

7. Gotten – (con Adam Levine)

8. Doctor Alibi – (con Lemmy)

9. Watch This – (con Dave Grohl y Duff McKagan)

10. I Hold On – (con Kid Rock)

11. Nothing To Say – (con M Shadows)

12. Starlight – (con Myles Kennedy)

13. Saint Is A Sinner Too – (con Rocco DeLuca)

14. We’re All Gonna Die – (con Iggy Pop)

Te gusto, quieres compartir