Guerra en Guatemala en el 2011


Redacción/PúblicoGT
La revista Foreign Policy, (http://www.foreignpolicy.com) hace su proyección anual sobre Índice de los Países Fallidos y las 16 guerras de 2011. Son esos nuevos conflictos bélicos que probablemente estallen en el mundo en el 2011, y en donde se incluye a Guatemala, como posible escenario de una guerra.

Según dice la revista: “En el peor de los casos para el 2011, Guatemala podría ser anfitrión de una guerra perpetua de desgaste entre los diversos cárteles, todos los que compiten por controlar las rutas de tráfico de drogas – y los corredores en donde cada vez más, la trata de personas a los Estados Unidos es otro asunto de interés”.

El artículo es hecho por el Grupo Internacional de Crisis (ICG, por sus siglas en inglés). Foreign Policy, fue adquirida por el grupo de The Washington Post. Es una revista de catalogada como conservadora, y entre sus miembros del consejo editorial se encuentran personalidades de la política latinoamericana como Casteñeda Gutman, ex ministro de relaciones exteriores del Fox en México y el propio Ernesto Zedillo presidente de ese país y Moisés Naím, ex ministro de Turismo de Venezuela en la época previa a Hugo Chávez.

Una traducción del artículo en cuestión se puede observar a continuación:

La guerra de las drogas en México envía ondas de choque a toda América Latina. Bajo la presión del Estado mexicano, los cárteles de la droga buscan tierra amigable para operar y han encontrado en Guatemala, un Estado débil y sus instituciones son frágiles. En el peor de los casos para el 2011, Guatemala podría ser anfitrión de una guerra perpetua de desgaste entre los diversos cárteles, todos los que compiten por controlar las rutas de tráfico de drogas – y los corredores en donde cada vez más, la trata de personas a los Estados Unidos es otro asunto de interés.

Hasta ahora, el mejor aliado de Guatemala en la lucha contra impunidad ha sido la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), una institución creado para erradicar la impunidad y combatir la corrupción y el crimen organizado. Sin embargo, su mandato termina en 2011 y su fiscal estrella recientemente renunció, alegando que el liderazgo político frustro su trabajo. Las elecciones presidenciales están programadas para agosto, pero las encuestas preliminares sugieren una nación polarizada, con alrededor de 20 candidatos y ningún competidor con delantera clara. Ese es precisamente el tipo de incertidumbre que los carteles de la droga son buenos para explotar.

El artículo original se encuentra en http://www.foreignpolicy.com/articles/2010/12/28/next_years_wars?page=0,8

Te gusto, quieres compartir