Justicia argentina sentencia a Videla

La justicia argentina ha dado el primer paso con las víctimas de la dictadura militar y en un fallo histórico el Tribunal Federal de Córdoba ha condenado a Jorge Rafael Videla a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos entre 1976 y 1983 cuando fungía como presidente de facto de la nación argentina.
En ese mismo juicio ha impuesto la misma condena al general Luciano Benjamín Menéndez y a otro 28 acusados por los mismos delitos cometidos durante la guerra sucia que vivió la Argentina.

Después de 25 años, desde que en 1985 se trato de llevar a los tribunales de justicia a los acusados de delitos de lesa humanidad, por fin la justicia ha encontrado el camino para condenar a uno de los mayores represores del continente, el máximo representante de la represión política en Argentina.
El condenado, Rafael Videla, fue la persona que encabezó el golpe militar en 1976. Fue uno de los principales impulsores del Plan Condor, que incluyó planes de represión de Uruguay, Paraguay, Brasil, Chile entre otros. Dijo en 1977 “Los desaparecidos son eso, desaparecidos; no están ni vivos ni muertos; están desaparecidos”.

En su alegato final, Videla sostuvo que los militares libraron “una guerra justa” contra “terroristas” que buscaban “la destrucción de bienes materiales o de personas” y pretendían instalar en Argentina un régimen marxista leninista. El mismo discurso de los dictadores de América Latina que buscan justificar sus hechos. El dictador reclamó, además, “el honor de la victoria” ante la guerrilla y remarcó que asume “todas sus responsabilidades” como jefe del Estado. Larga vida para el dictador en la cárcel.

Te gusto, quieres compartir