Delirio rojo en la final de la Copa Sudamericana


Redacción deportes.

Un partido jugado al límite, como toda buena final. Digno del marco en que se llevó a cabo, con todos los ingredientes del suspenso y la polémica que sólo el deporte del fútbol puede proporcionar. Con sufrimiento incluido, pero jugado con mucha pasión, entrega y coraje de ambos equipos, hasta el final. Independiente de Avellaneda venció en penales al equipo brasilero de Goiás en la final de la Copa Sudamericana.

El rojo argentino se fue al ataque desde el principio, y desde el minuto 34 ya había nivelado el marcado global con goles de Velásquez al 19 y Parra al 34. Posteriormente llegó el gol de Goiás que hacia sufrir al hincha rojo. Parra desde el suelo en una épica acción enviaba el partido al tiempo extra. Para luego la ruleta de los penales.

Ya en la definición por penales, los argentinos fueron más certeros. Tuzzio fue el encargado de liquidar la serie, y de paso, darle la 16ª corona a nivel internacional y la primera vez que conquista la Copa Sudamericana, al equipo rojo de Independiente. Suma así 7 copas Libertadores, 2 Super Copas, 3 Interamericanas, 2 Inter Continentales y una Recopa.

El final fue para celebrar en grande. el hicha rojo, volvió a disfrutar un título internacional, que no tenía desde hacia mucho.  El fútbol ganó, por toda la lucha, la entrega y la garra que ambos equipo pusieron en la final. El grito de la hinchada roja, celebrando está nueva conquista, muestra que la historia de un equipo grande del Continente está viva.

Te gusto, quieres compartir