“La verdad, soy una puta a mucha honra”

Detrás de una minifalda y un escote no solo se esconden sus órganos sexuales sino también el ser hija, hermana, madre y amiga.

Publicogt.com/ Antonio Navas

La tierra aún estaba húmeda por la llovizna de la madrugada, algo impropio del verano, la bruma provocada por el vaho del suelo era el presagio de un día calurosamente normal de un abril, los rieles de la línea sobre los cuales pasa  esporádicamente el tren se encontraban mojados.

Con cierta duda golpeó la puerta del cuarto número 7 (con las puertas cerradas y sin el ajetreo normal de personas el panorama me parecía levemente distinto); el paisaje era  una hilera de puertas a ambos lados de la línea del tren, donde se comercializa el sexo servicio. El lugar es mas conocido en ciudad Guatemala como “La línea”.

En  la segunda tanda de toquidos la puerta de madera de color blanco se abre, antes los nudillos de mi mano fueron marcados  por la cal de la puerta, con un cómo estás?  me recibe Vicky, nombre que regularmente utiliza mi entrevistada pero seguramente no es el de pila.

Llegue con breves minutos de retraso de la hora acordada días anteriores, al ingreso de la pequeña y paupérrima habitación, la cual estaba adornada con poster de chicas semi desnudas al cerrar la puerta detrás de mi noto en el dintel  un manojo de ajos con cruces rojas y sobre la mesa de pino un par de manojos de ruda envueltos en papel periódico acompañados de rosas rojas y varios limones en un guacal, la cama matrimonial se encontraba en medio del cuarto de 4 metros de largo por unos 5 de ancho, el piso era de cemento pero pulcramente barrido.

Vicky estaba notablemente acelerada ya que la pequeña Susy, como cualquier niña de su edad se resistía a levantarse temprano para ir a la escuelita pública del Barrio de Gerona. “Salude mija” demando Vicky a su pequeña quien se encontraba con el cabello húmedo tiritando del frio sobre la cama y con la mirada fija en sus pies ataviada con una toalla amarilla, “buenos días” esbozo tímidamente la pequeña levantado la mirada curiosa. Vicky me pide que le permita unos minutos mientras termina de preparar a su hija.

Luego del frugal desayuno la madre le acomoda la mochila en la espalda a la hija, quien con el correr de los minutos ya estaba despabilada y se despide con su gabacha roja impecable, con los cabellos pulcramente peinados, las zapatillas negras habían sido lustradas la noche anterior, según Vicky.

Una vecina pasa recogiéndola puntualmente a las 6:30 Vicky la despide con un amoroso beso en la mejilla luego de ser persignada y con un acento más seco le dice “ahí pones atención de lo que diga la seño no quiero quejas” vaya mami replico la infante, la madre se queda parada en la vieja puerta hasta que la vecina se desaparece por la esquina con su pequeña Susy.

La otra Vicky

Se acomoda en la orilla de la cama con una micro minifalda y una blusa clara que dejan asomar los pechos, esto luego de haberme servido un café insípido de cereal, prende un cigarrillo y sale la otra Vicky, enciendo la grabadora e inicio con la entrevista cuántos años tienes? 24 años, cumplo años en agosto (para la fecha de la publicación de la entrevista ya ha cumplido 25).

De dónde eres?

De un pueblito que se llama Apaneca, municipio de Ahuachapán, El Salvador. “Soy pura chera” – ríe (como son conocidos los nacidos en El Salvador). Lo cual ya había advertido desde el día que pactamos la entrevista por el acento.

Desde cuándo vives en Guatemala?

Vine desde el 2003, ya son un poco más de 6 años.

Cómo llego a Ciudad Guatemala?

Mi familia es de escasos recursos económicos y cuando una amiga me dijo que acá me conseguían trabajo de domestica en una casa pensé que era la oportunidad para ayudar a mi hermanita y a mi mamá.

Cuántos son en tu familia?

Solo mi hermana mi mamá y yo.

Hasta este momento su lenguaje es normal y de bajo tono.

Y tú papá?

No tengo papá desde que soy niña, el desapareció por mucho tiempo a veces se daba sus vueltas por la casa solo se cogía a mi mamá nos pegaba y luego se iba casi siempre llegaba borracho, al parecer esa era la diversión del viejo mierda.

Y tú madre?

La pobre decía que lo quería por eso le aguantaba sus mierdas, cuando le pegaba a ella yo no me metía porque allá ella por pendeja, pero cuando le quería pegar a mi hermanita ahí si me metía para defenderla.

Cuando Vicky se refería a la hermana era por el único miembro de la familia por quien se le notaba un especial cariño y esto se le reflejaba en el rostro y suavizaba el tono de voz.

Tú hermana cuántos años tiene?

18 añitos, la voy a ver seguido y siempre le he mandado dinerito para sus estudios y comida, no quiero que sea lo que yo soy.

Y ella sabe a lo que te dedicas?

Pos no sabía, apenas se entero y se puso muy malita conmigo (los ojos se le aguaron con voz entrecortada) comenta “ella me dijo que no quería que le siguiera dando nada de dinero porque era dinero sucio (rompe en llanto) entre los sollozos dice que junto con su hija es lo único que tiene “me dijo la cabrona que ya no me quiere volver a ver”.

Paso un largo tiempo para que se repusiera y para suavizar el tema le pregunto por su vida sentimental.

Tienes novio o marido?

Aquí no se puede tener novio o marido, una no se puede enamorar porque le va peor. Aunque sí creo en el amor si existe pero no, mejor allá de lejitos. Además las responsabilidades q tengo son muchas y no puedo estar perdiendo tiempo ya que mantengo además de mi hija a mi mamá y a una mi hermana.

Y el padre de tu hija?

El es guatemalteco y salimos como tres meses pero paso lo típico de los hombres cuando se entero que estaba embarazada nunca volví a saber de él, pero no importa y ni que falta hicieran los hombres para mantener a los hijos.

Tu hija está consciente a lo que te dedicas?

Ella sabe que su nana es una puta, pero no dejo que me vea así vestida y menos cogiendo con hombres porque no sé cómo le vaya a afectar cuando sea más grandecita, a ella se la llevan bien de temprano y viene a las 5 de la tarde, hasta esa hora me dejo de ocupar (tener relaciones sexuales).

Cuando hablamos de tu papá note que evitaste el tema, abuso alguna vez tu papá de ti? Silencio largo, empieza a voltear la mirada a todos lados como buscando algo o más bien evitando un recuerdo que era evidente que laceraba su cabeza. Viene a su memoria lo que  la tiene en “La línea”  desde las nueve de la mañana hasta las cinco de la tarde,  abuso sexual.

En la época en que inicio el abuso sexual, Vicky tenía 8 años de edad y en ese tiempo ella creía que eso que le sucedía era normal; sin embargo, siempre se preguntaba cómo era que sus amiguitas podían abrazar y besar a sus papas, cuando a ella le resultaba tan repulsivo.

La sexoservidora menciona que no recuerda cuanto tiempo duro el abuso, sin embargo, tiene claro que esto ocurrió durante algunos años. A los 11 años aproximadamente el abuso fue descubierto por su madre “un día, mi mamá entro al cuarto y descubrió a mi papá abusando de mi  pero su reacción fue el silencio”. Nunca se hablo del tema en la casa.

“Te juro que han habido  noches en mi vida en que he estado a punto de quitarme la vida, pero al ver  dormida a Susy  aprieto el corazón…”

Terminamos el café, me ofrece otra taza enciende otro cigarrillo, para este momento la actitud provocativa hacia mi desaparece y parece más una mujer insegura y nerviosa por los recuerdos desenterrados de su pasado.

“Ay Antonio, tú crees que esto es vida? – me dice- te juro que han habido  noches en mi vida en que he estado a punto de quitarme la vida, pero al ver  dormida a Susy  aprieto el corazón y solamente le pido a Dios que me proteja,  aquí me tienes, sacándole provecho a este cuerpo y ganándome la vida, este camino lo sigo porque seguramente la gente que se dice ser “decente“ dirá porque no busco trabajo, claro que he buscado trabajo y el requisito que me han pedido después de la quincena han sido mis nalgas y mi vagina, por eso digo, si voy a darlas por trabajar y ganar un salario raquítico, mejor las vendo y a buen precio – ríe-, o no? Ante la pregunta que ella ahora me lanza solo alcanzo a asentir con la cabeza.

Claro, lo que gano con mi cuerpo sirve para que coma, vista y estudie mi hermana, mi mamá, mi hija y yo también, pagar las mensualidades del préstamo que saque para hacer una  casita en Apaneca y los domingos llevar a mi hija a pasear, esta es vida, ahora ya sabes porque soy Puta, (vuelve a reír) perdón, tú dices que soy sexoservidora, pero la verdad soy una puta a mucha honra y me doy el lujo de haber tenido en la cama desde un empleado, ejecutivos de bancos, agentes de viajes y uno que otro jefe de policía que le mete a la coca, pero también tengo vergüenza y dignidad y te juro que tu nunca serias mi cliente, ahora que me conoces y te conozco me daría mucha pena que vieras mi cuerpo desnudo. “Gracias por permitirme desahogarme, desde este momento tienes en mi a una amiga para lo que quieras menos en la cama”.

Apago la grabadora y contento por haber ganado una amiga más en la vida, y todo por hacer mi trabajo. Luego de salir por la puerta blanca de madera el sol ya alumbra con intensidad y los clientes desde temprano pululan por la línea observando con miradas libidinosas a los cuerpos semi desnudos que se encuentran a la par de la hilera de puertas.

Posiblemente quien más haya reflexionado sobre la vida esa mañana entre Vicky y yo fui yo, me di cuenta que detrás de una mujer estigmatizada por la sociedad, donde también me incluyo, y lo vi claramente cuando recordé que al ingresar por esa puerta blanca de madera  al saludarla ni la mano le extendí para saludarla y al despedirme lo hice con un beso de afecto en la mejilla.

Te gusto, quieres compartir