La COP 16 va al fracaso

Alfredo Acedo

La Décimo Sexta Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 16) ya se ve como un fracaso que afectará el futuro de la humanidad porque se está fortaleciendo la idea de las trasnacionales de lucrar con la crisis climática, dijo Alberto Gómez, de la coordinación internacional de La Vía Campesina.

En los últimos documentos de discusión se han eliminado las propuestas del Acuerdo de los Pueblos signado en Cochabamba y se inclina la balanza para favorecer el mercado de carbono y la REDD (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación), mecanismo a través del cual avanza la privatización mundial de bosques, selvas y territorios, explicó.

“Ya podemos decir que en el proceso de negociaciones rumbo a Cancún se han impuesto los intereses de las trasnacionales y vendrá un fuerte impulso a un esquema financiero que obligue a los países a entrar a un ajuste climático mercantilista”.

“Nosotros no compartimos las falsas soluciones como el mercado de carbono porque lejos de contribuir a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, generará tarde o temprano un sistema especulativo que podría provocar otra crisis financiera global”.

Por eso las movilizaciones de La Vía Campesina van encaminadas a denunciar la irresponsabilidad de la mayoría de los gobiernos que han optado por favorecer al gran capital antes que el interés de sus naciones y de la humanidad, dijo Gómez.

“Las caravanas internacionales que iniciarán el domingo 28 buscan desenmascarar al gobierno mexicano mostrando la devastación ambiental y social en todo el territorio nacional provocada por políticas públicas contrarias al interés de la mayoría de la gente”.

“En las actividades que desarrollaremos en el campamento que La Vía Campesina instalará en Cancún a partir del 2 de diciembre, vamos a denunciar estos hechos y llamaremos a la gente a manifestarse para obligar a que la cumbre adopte medidas efectivas contra la crisis del clima, como las planteadas en el Acuerdo de los Pueblos”.

“Nosotros afirmamos que las campesinas y los campesinos somos necesarios y útiles para la humanidad. Nuestro papel es producir alimentos y lo hacemos de manera sustentable, enfriando el planeta. Y si contáramos con un modelo de producción, distribución y consumo diferente podríamos acabar con el hambre y contribuiríamos a detener el calentamiento de la atmósfera”.

“La soberanía alimentaria —concluyó Gómez— es la alternativa de La Vía Campesina frente al capitalismo que ahora quiere privatizar hasta el aire que respiramos”.

/ UNORCA / Minga Informativa de Movimientos Sociales
Te gusto, quieres compartir