En el momento preciso

Por: Alma Eliécer

En el momento preciso que llevo los sentimientos a soñar en un alba llena de color y brillo, una suave brisa recorre mi rostro y mi silueta, pudiendo dar todo el significado puro a lo que el alma desea.

En el momento preciso que se desprende una hoja de un árbol y empieza su camino hacia el horizonte, podemos darnos cuenta de lo que representa ese suave viento en nuestra piel, que estremece poco a poco toda la vivencia que la imaginación ha podido acrecentar en nuestros sentidos.

En el momento preciso que mi corazón late por una persona que ha desviado una atención que antes llevaba a un camino oscuro y lleno de incertidumbre, es cuando puedo percibir una mirada profunda y llena de esa lágrima que recorre mi camino hacia la felicidad de un ser que ha llegado a compartir el sueño de surgir y compenetrar en un todo.

En el momento preciso que mis manos han de escribir, dictadas por la inspiración de un profundo y desconocido silencio, es cuando la mente y el corazón se fusionan para crear lo más maravilloso que es el amor, trasladando todo lo que Dios ha querido a su naturaleza y recorriendo desde lo más infinito de la arena hacia lo más delicado de un pétalo seco.

¿Qué puedo esperar en el momento preciso?  Solamente que el tiempo no tenga una rápida intervención, sino que pueda dejar que el placer tenga con paciencia el disfrutar de cada momento, que para nosotros ha sido escrito y el que no ha sido, también. Porque nosotros mismos somos dueños de los cinco sentidos para recorrer el mundo y su diversidad.

En ese preciso momento, seremos felices y llenos de luz eterna, seremos lo que anhelan de nosotros y por supuesto, seremos lo que para la mitad de este cielo y su luna, llega a palpitar en un mismo sentido, con fragilidad y sutileza.  Que el fin no sea término de algo, sino el inicio de la luz interna que con destino incierto recorre indeleble lo que nuestro actuar ha de plasmar.

Somos un todo, somos una nada, somos lo que este brillo refleje y por supuesto, siempre estaremos y viviremos ¡en el momento preciso!

Te gusto, quieres compartir